SACÓ 20 PUNTOS DE VENTAJA Y LEGITIMÓ SU GESTIÓN, CONTRA LOS PRONÓSTICOS

Contundente triunfo de Weretilneck sobre Miguel Pichetto en Río Negro

El gobernador ganó en muchas ciudades de la provincia. El jefe de los senadores K anunció que tal vez no vuelva a competir, aunque tiene mandato en el Congreso hasta 2019

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, revalidó con creces ayer su mandato por casi 20 puntos de diferencia sobre el candidato del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto. "Fue fantástico el respaldo", destacó el reelecto mandatario, quien se alzó con un triunfo contra lo que vaticinaban la mayoría de los encuestadores y legitimó una gestión heredada que debió asumir de urgencia, en medio de la conmoción por el asesinato del entonces gobernador Carlos Soria.

"Nuestro agradecimiento, de corazón, a lo que ha sucedido en la provincia", expresó el mandatario anoche, cuando Pichetto ya había reconocido la derrota. Weretilneck destacó que con la elección quedaron atrás "las desuniones, los personalismos" y recordó a Soria y a Carlos Peralta, quien había asumido como su vice y también falleció. "Esos dos compañeros tienen muchos que ver en que nosotros estemos hoy aquí", reconoció.

Tras romper con Pichetto y fracasar el intento de conformar una alianza con el Frente Renovador de Sergio Massa, el gobernador rionegrino apostó a afianzar una propuesta provincial y en las elecciones de ayer dio una importante muestra de poder político al imponerse en todos los distritos de la provincia. Su frente Juntos Somos Río Negro afianzaba también su presencia en la Legislatura al acumular más del 48% de los votos, contra el 33% del Frente para la Victoria, que hasta la elección contaba con la mayoría.

Con el 76,71% de las mesas escrutadas, el frente Juntos Somos Río Negro, encabezado por Weretilneck, obtenía el 53,30% de los votos, mientras que Pichetto lograba el 33,25%. En un lejano tercer puesto, la candidata del Frente Progresista, Magdalena Odarda, se quedaba con el 10% de los sufragios y el postulante de la UCR, Horacio Massaccesi, hacía una muy mala elección con el 3,1%.

Temprano, a las 20, Pichetto salió a reconocer sin vueltas la derrota. "Weretilneck ha hecho una gran elección y ha tenido un digno triunfo", sostuvo desde el local adonde esperó los resultados. Oficialmente había en ese momento muy pocas mesas escrutadas, pero según la información que había ido reuniendo durante la tarde, el senador ya consideraba "irreversible" su derrota. "Tal vez esta sea mi última elección como candidato. Esperaba otra cosa, pero la voluntad de los ciudadanos manda", agregó.

El jefe del bloque de senadores kirchneristas, que tiene mandato hasta 2019, adelantó además que su tarea al frente de la bancada "concluye con la gestión de la Presidenta, a fin de año". Pichetto perdió en los principales distritos a pesar de haber contado con el respaldo de los precandidatos Daniel Scioli y Florencio Randazzo y de Cristina Fernández de Kirchner, quien tiene una alta imagen positiva en la provincia. Aun así, desestimó que el resultado pueda impactar en la elección nacional, en la que evaluó que "el Frente para la Victoria va a dar una primaria muy competitiva".

En General Roca, adonde gobierna el peronista Martín Soria, aliado de Pichetto y electo con el 74% de los votos hace poco más de un mes, la puja entre el frente de Weretilneck y el Frente para la Victoria fue despareja, pero aun así no le sirvió a Pichetto para descontar. El senador obtuvo allí 44,66% contra 38,54% del gobernador.

En Cipolletti, bastión de Weretilneck, Juntos Somos Río Negro le sacó unos 40 puntos de ventaja al Frente para la Victoria, mientras que en Viedma, donde Pichetto confiaba en obtener un buen resultado, el oficialismo local se impuso por poco menos de 8 puntos. Mientras tanto, en San Carlos de Bariloche, Weretilneck ganó por más de 22 puntos de diferencia.

Tags relacionados