Con menos presupuesto, el organismo a cargo de la limpieza del Riachuelo pasó a la órbita de Frigerio

Se trata de la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) que, con $ 1200 millones menos de presupuesto, pasará de la Secretaría de Ambiente a la del Ministerio del Interior. La medida fue publicada este martes en el Boletín Oficial.

Tal como lo anticipó El Cronista, el presidente Mauricio Macri transfirió la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) a la órbita del Ministerio del Interior, que comanda Rogelio Frigerio.

Con la decisión, formalizada a través de un decreto publicado este martes en el Boletín Oficial, el organismo dejará de depender de la ahora Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que encabeza Sergio Bergman.

De acuerdo a los considerandos del Decreto 1118/2018, la decisión obedece a que "resulta imperiosa la necesidad de cumplir con las mandas del Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA)", que se puso en marcha tras un fallo de la Corte en 2008. 

Ocurre que, a una década de la sentencia del máximo tribunal, que obligó a la Nación, a los gobiernos de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires, así como a 14 municipios bonaerenses, a remediar diversos aspectos ambientales que afectan a la Cuenca, el organismo no logró avances significativos.

A los problemas de gestión se le suma un recorte presupuestario que dispuesto en el nuevo presupuesto por el cual el Acumar contará con $ 1200 millones menos.

Es que el organismo tiene presupuestados $ 800.000.000 para 2019, cuando este año tuvo asignados $ 1800 millones. A modo de ejemplo, sólo el contrato con el Ceamse por la limpieza de la vera del Riachuelo insume un gasto de $ 750 millones.

Con el pase a manos de Frigerio, el Ejecutivo busca "mejorar la eficiencia en la gestión del organismo" habida cuenta de la cantidad de jurisdicciones involucradas. Interior administra también AySA, por lo que se espera un mejor coordinación con otras áreas para llevar adelante el plan de obras de expansión de la red de agua potable y saneamiento cloacal, así como soluciones habitacionales para los vecinos que viven a la vera del Riachuelo. 

Pero, además, el Gobierno busca enviar una señal política a la Corte, que monitorea la marcha de las obras junto a dos jueces federales (Sergio Torres, de Comodoro Py) y Jorge Rodríguez (de Morón), con el pase del organismo de una Secretaría a un Ministerio.

Críticas por gastos

En la audiencia realizada en marzo pasado, la Corte cuestionó la falta de avances en el plan que busca remediar los problemas ambientales.

Pero además, según un informe interno del Gobierno, la actual gestión la Acumar aumentó su personal un 50%, pasando a tener 750 empleados, con un aumento de 25% en los cargos jerárquicos y 12 nuevos directivos, además del crecimiento de las contrataciones. 

Tags relacionados