Con la mirada en el día después y el peso real de Cristina

Les preocupa que la ex presidenta asuma un papel central en la toma de decisiones de en un eventual gobierno de Alberto Fernánez. La conformación del futuro gabinete, clave en el análisis.

Valija en mano y mientras anochecía el viernes en tierra marplatense, los empresarios emprendían el regreso tras el cierre de un nuevo coloquio de IDEA con la convicción de que en apenas una semana se abrirá un nuevo tiempo político en el país. Respetuosos de la investidura presidencial, muchos aguardaron para escuchar la videoconferencia que ofreció Mauricio Macri desde Corrientes y que sirvió como punto final del encuentro. Pero para toda la primera línea empresaria las cartas ya están echadas y nada impedirá el desembarco de Alberto Fernández el 10 de diciembre en la Casa Rosada. Su expectativa, entonces, se concentra entonces en lo que deparará en al menos en los primeros tiempos una administración del heterogéneo Frente de Todos.

En el mar de inquietudes empresarias sobresalieron durante todo el coloquio diversos interrogantes. Algunos se mostraban ávidos por tener alguna confirmación sobre los integrantes del eventual gabinete de Alberto, a la par que se repetían las especulaciones sobre la posible designación de Martín Redrado como ¿'superministro'? de Economía. En el medio también se colaron las consultas respecto del tenor de un eventual paquete inicial de medidas del futuro gobierno, especialmente en lo referido a temas como deuda, inflación y tarifas.

Sin embargo, el denominador común que se expresaba en las voces empresarias estaba vinculado a las dudas respecto al rol real que cumplirá Cristina Kirchner en una eventual gestión de Alberto. En ese sentido, las opiniones estaban divididas entre quienes suponen que la ex presidenta desplegará un perfil más acotado, y vinculado estrechamente a la tarea parlamentaria; y aquellos que suponen que Cristina buscará marcar con su impronta a un virtual gobierno de Todos. "A esta altura lo que nos queda es rogar que a Alberto le vaya bien porque de lo contrario corremos peligro que el kirchnerismo se haga fuerte en la interna y se radicalice el gobierno", se sinceró un referente empresario en medio de las charlas que se sucedieron en Mar del Plata.

Allí se lamentaron de la ausencia de dirigentes de peso cercanos al candidato del FdT en el coloquio. "Faltó alguna voz que nos sacara de tantas dudas", comentó otro ejecutivo con cierta ironía. Centralmente la preocupación empresaria se orienta a los pasos que dará Fernández si es electo Presidente el próximo domingo, como lo anticipan todas las encuestas.

Tags relacionados
Noticias del día