Con el aval de Alberto, el kirchnerismo propone un impuesto a quienes blanquearon

Como contraofensiva por el debate de la baja de sueldos políticos, Máximo Kirchner prepara un proyecto de ley para crear un impuesto para quienes adhirieron al régimen de exteriorización macrista.

Entre las 118 páginas que el PJ le entregó en octubre al entonces candidato presidencial Alberto Fernández, sobre la base de un trabajo de 700 dirigentes, figuraba una propuesta: crear un "Impuesto extraordinario y con alícuota progresiva del 2% al 15% sobre las personas que adhirieron al Régimen de Exteriorización de Activos de 2016- 2017". Las casualidad, o no, quiso que quien firmara ese documento como jefe de los equipos técnicos fuera el hoy ministro de Salud Ginés González García.

La guerra interna contra la pandemia del coronavirus sumará en las próximas horas otra batalla doméstica. Aquella idea que parecía condenada a dormir en un cajón, será reeditada y actualizada en forma de proyecto de ley por el diputado Máximo Kirchner. Cerca del Líder de la Cámpora no adelantaron el texto.

El propio Jefe de Estado la reveló en una entrevista que se conoció el domingo con el periodista Horacio Verbistky en su sitio El Cohete a la Luna. El aval presidencial ocurre en medio del debate por la baja de los sueldos políticos al ritmo de los cacerolazos, sumado al enfrentamiento de la Casa Rosada con empresarios por la amenaza de despidos en plena cuarentena, con un Gobierno que recibe presiones para levantarla por el parate económico. El más simbólicos de los cruces fue con Techint. El mismo Verbistky había revelado en 2018 un listado de los que adhirieron al blanqueo macrista: Paolo Rocca estaba entre ellos.

Por la Ley de Solidaridad reglamentada en diciembre, ya se había agravado los bienes en exterior en concepto de Bienes Personales con una alícuota diferencial de hasta 2,25%.

Les comparto la entrevista que me hizo Horacio Verbitsky para @elcoheteluna https://t.co/gUtDagSgi1

— Alberto Fernández (@alferdez) April 5, 2020

Además de allegados al ex presidente Mauricio Macri, como otro que amagó con despidos como Nicolás Caputo, también Alfredo Coto figuraba en el lista de Verbistky, el supermercadista que días atrás encabezó una protesta contra el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. En la charla, Alberto Fernández anticipó un nuevo decreto de necesidad y urgencia (DNU) para convertir a los alcaldes en autoridades de aplicación de la Ley de Defensa de la Competencia (ver aparte). Sin embargo, admitió el Presidente, el desborde de precios se vislumbra más en los negocios de cercanía que en los grandes almacenes.

Máximo Kirchner prepara, además, un texto para "limitar el porcentaje de ganancias" de supermercados e hipermercados, según contaron cerca del jefe del bloque del Frente de Todos. Aducen copiar un modelo de Francia e Inglaterra. Su objetivo, agregan: "Que maximicen en volumen y no en precio".

Con la crisis, el Presidente parece librar batallas que pensaba dejar para más adelante. "Los bancos fueron los principales ganadores de estos últimos 4 años", insistió en la entrevista. Lo mismo argumentó al defender el proyecto de Máximo K, en contraposición a la propuesta de Cambiemos para bajar un 30% los sueldos políticos, como gesto, algo que volvió a rechazar si bien para el martes el Titular de Diputados, Sergio Massa agendó la reunión para debatir el recorte en el Congreso. "Me parece que eso tiene una lógica mejor: que los que más han ganado y se beneficiaron con un blanqueo después de defraudar al Estado (porque) era plata en negro".

El hijo de Cristina Kirchner prepara una contraoferta: un impuesto para los legisladores con más de $ 20 millones de patrimonio. Él mismo debería pagarlo: en su última declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción declaró bienes por $143 millones. 

Tags relacionados