CON ALICIA KIRCHNER EN SU PRIMER ACTO DE CAMPAÑA

Con debut en Santa Cruz, Alberto F. acelera el poroteo de gobernadores

En la previa de la cumbre de Alternativa Federal, el flamante precandidato apura definiciones de mandatarios provinciales, mientras espera a Massa

"Me comuniqué con Alberto Fernández este fin de semana y lo felicité por la decisión que asumió de encabezar una fórmula presidencial y por su compromiso". La frase pertenece a Mariano Arcioni, el gobernador de Chubut que busca repetir el próximo 9 de junio la victoria de las PASO para seguir al frente de la provincia. Cercano a Sergio Massa, al punto que el líder renovador se lo recomendó al fallecido Mario Das Neves cuando evaluaba llevarlo de vice, fue uno de los pocos mandatarios que no había publicitado su salutación por el anuncio de Cristina Fernández de Kirchner.

Si bien aclaró que en la pelea nacional se mantendrá neutral, Arcioni no queda del lado del pelotón de los alternativos federales como el salteño Juan Manuel Urtubey o el cordobés Juan Schiaretti: su compañero de boleta, el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, sí había celebrado el binomio Fernández-Fernández, con un kirchnerismo que evitó apoyar 100% al peronismo que volverá a competir contra el actual gobernador en las urnas.

A la par de la "nestorización" del arranque de su campaña, con viaje preagendado a Santa Cruz, Alberto Fernández reanudó sus contactos con gobernadores, la mayoría que ya lo habían seguido en Twitter. Uno de los que sorprendió incluso al Instituto Patria fue el santiagueño Gerardo Zamora: ayer se mostró partidario de la "unidad de los sectores opositora para modificar la situación actual de la Argentina". "Es un hombre con mucha capacidad", elogió al precandidato.

Por ahora, dentro de los peronistas, quedó en silencio radial sólo el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua. Lo público no quita, igual, que los mandatarios apuesten al tradicional juego "a dos puntas".

El poroteo de mandatarios provinciales obligó a Roberto Lavagna a explicitar de una vez por todas su postulación, pocas horas después de que Schiaretti prometiera consensuar el candidato de Alternativa Federal. El cordobés abrió el paraguas y adelantó que en el cónclave federal de mañana no están invitados, escudándolos en sus comicios provinciales. El Súper-Junio (con 11 elecciones desdobladas en tres domingos) será clave en las preferencias para las nacionales de los ganadores y derrotados.

El primer desembarco del sorpresivo precandidato fue con Alicia Kirchner, una visita con recargada simbología K que incluyó en su agenda el mausoleo con los restos de Néstor Kirchner. Desde allí, Alberto Fernández continuó su operativo seducción dirigido al renovador Massa, invitado a la cumbre alternativa de mañana para que dictamine de qué lado está. "Tenemos que estar todos en un mismo espacio, dando la pelea a un proyecto de país que está dando resultados muy poco gratos", reclamó el ex Jefe de Gabinete K, antes de dedicarle un mensaje a su entonces sucesor: "Si no nos ponemos de acuerdo vayamos a las Paso y dejemos que la gente decida".

Con la incógnita bonaerense aún por dilucidar, con los intendentes contraofertando uno propio al fenómeno encuesteril Axel Kicillof (ver aparte), nadie da por cerrado aún un eventual Plan M(assa) en el principal distrito del país. Es la boleta que más los entusiasma, si bien como alternativa, con deslizó AF, ofrecen incorporar al tigrense que reafirmó su precandidatura presidencial, a la PASO nacional, de la que aún no se bajó Daniel Scioli.

Tags relacionados