Con costo de $ 30.000 M, el fallo de la Corte complica más la meta fiscal pactada con el FMI

Con una recaudación que no acompaña la suba del gasto, la decisión del máximo tribunal aleja más al Gobierno de la meta acorda con el organismo internacional. 

Los números fiscales se alejan cada vez más de la meta oficial prevista para este año: desde el equilibrio primario pronosticado de manera original, que fue llevado con la holgura prevista en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional al déficit (antes del pago de intereses de la deuda) de 0,5%, el Gobierno evalúa alternativas para hacer frente a los $ 30.000 millones adicionales que implica el fallo de la Corte Suprema de Justicia de hoy.

El tribunal supremo votó hoy en contra del decreto que eliminó el IVA a los alimentos de la canasta básica y también sobre las modificaciones en el impuesto a las Ganancias, y le dio la razón a las provincias: la Nación las deberá compensar por la pérdida de recursos que implicaría para esos distritos dejar de percibir la parte coparticipable de estos tributos.

Cuando luego de las PASO el Gobierno reaccionó al resultado adverso y anunció una batería de medidas para morigerar la aceleración de la inflación con miras a las elecciones presidenciales de octubre, sostuvieron que el costo fiscal para la Nación era de unos $ 60.000 millones.

A su vez, dijeron que este incremento iba a ser compensado por una mayor recaudación, producto de la aceleración de la inflación y la suba del dólar. Pero en los números de septiembre, primer mes del impacto del cambio en el escenario pos PASO, no se cumplió el pronóstico: la recaudación de impuestos aumentó por debajo de la inflación, un 42,7%, peor que la evolución del mes anterior.

Desde el Gobierno aseguraron que el impacto fiscal del fallo de la Corte, conocido hoy, es de $ 30.000 millones. "Las provincias van a percibir este año, por lo menos, $ 125.000 millones extras de recursos de origen nacional", defendieron

En ese sentido, dijeron que están evaluando medidas a seguir entre las que incluyen alternativas legales. Recordaron que todas estas medidas eran transitorias: la decidida sobre Ganancias, es para los salarios en septiembre y octubre, mientras que la eliminación del IVA es hasta el 31 de diciembre.

Lacunza reunido con la nueva titular del FMI, Kristalina Georgieva.

"Los gobernadores pidieron la emergencia alimentaria pero van a la Corte por la rebaja de IVA y ganancias", se quejaron. "Federalismo en las buenas, que es cuando crece la recaudación", calificaron.

Para el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) también el costo fiscal directo inicial que debían asumir las provincias, que ahora recaería en Nación, es de $ 34.381 millones de aquí a fin de año. "Este sería el monto máximo en discusión", sostuvieron Nadin Argañaraz y Ariel Barraud.

Ese total, difiere de provincia a provincia: por ejemplo, Buenos Aires debería recibir $ 7062 millones y Tierra del Fuego $ 395 millones en los próximos meses hasta fin de año.

"Si así fuera la situación, el Tesoro Nacional tendría un aumento de erogaciones equivalente al 0,16% del PBI: 0,13% del PIB por el impuesto a las ganancias a las personas humanas y 0,03% del PIB por el impuesto al valor agregado", detallaron del Iaraf. De hecho, este dinero no es un monto menor teniendo en cuenta que con el uso de ajustadores autorizados por el FMI el déficit primario de este año puede ser de 0,5% del PBI.

Tags relacionados
Noticias del día