Con balance de los primeros meses de gobierno, se reunió el PJ

Convocaron a un Congreso para el 5 de marzo que convocará a internas, con invitación a Alberto Fernández y Cristina. Llamaron a movilizar para el 1M y a "no pelearse por los diarios".

Acaba de entrar al garage del PJ en Matheu 130 el ministro del Interior Eduardo "Wado" De Pedro, el último en llegar al primer cónclave del 2020 del justicialismo. Con vallas cercando la entrada, se asomó ante la prensa Marta Bussetti, autoproclamada "apoderada" del partido, que formó parte del intervención judicial de Luis Barrionuevo, a denunciar que la asamblea que estaba realizando dentro del edificio debía ser impugnada porque la actual conducción es "okupa".

"Son kirchneristas, de centroizquierda, no peronistas", gritó la mujer, que exhibía como prueba una fotocopia de la ficha de afiliación de Eva Perón.

Mal que le pese, luego de poco más de una hora de reunión, el Consejo nacional del PJ encabezado por su presidente, José Luis Gioja, aprobó el cronograma partidario para el obligado recambio de autoridades, cuando se vencen los actuales mandatos, ungidos en un 2016 en el que gobernaba el macrismo y el heterogéneo Frente de Todos aún era una utopía: El 5 de marzo un Congreso en el microestadio de Ferro Carril Oeste, al que fueron invitados Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, llamará a elecciones internas para el 3 de mayo. Tres días después debería asumir la nueva cúpula.

Del PJ, Gioja partió a la Casa Rosada para ver al Presidente junto a De Pedro. Poco antes, sin ir a Matheu, quien dio vueltas por Balcarce 50 fue el gobernador chaqueño Jorge Capitanich, único autolanzado candidato a reemplazar al sanjuanino, que si bien no exteriorizó pretensiones, suena para ser reelecto para no generar ruido interno en el comienzo del Gobierno albertista.

El objetivo que parece alcanzar a las distintas tribus peronistas, además de sumar a sectores exiliados como el caso del duhaldismo, es evitar peleas y avanzar hacia una lista de unidad.

La cumbre, que incluyó a otros ministros como Felipe Solá (Canciller) y Agustín Rossi (Defensa), sindicalistas como Antonio Caló, Víctor Santa María, Andrés Rodríguez; intendentes, y un solo gobernador, el puntano Alberto Rodríguez Saá.

Con el calendario como un mero trámite, el cónclave en el rebautizado quincho "Presidente Néstor Kirchner", sirvió más como balance del incipiente gobierno. "Lo que viene es muy duro. Estos dos primeros meses han sido formidables", Fernando "Chino" Navarro, Secretario de Relaciones Políticas y Parlamentarias. Y llamó a una movilización para recibir a Alberto Fernández en el Congreso el 1M.

El cegetista Héctor Daer llamó, como otros antes, a cuidar "la unidad": "Las diferencias tenemos que aprender a discutirlas con total franqueza en el Frente de Todos pero no en los diarios. Son temas delicados, como la seguridad o como rotulamos a los compañeros detenidos. Los errores nuestros suman para el otro lado".

"Viva Perón, Evita, Néstor y Cristina. Vivamos todos", cerró Gioja.

Tags relacionados