Cómo es el protocolo que la Ciudad le presentó a Trotta para comenzar a abrir escuelas

Buscan habilitar espacios digitales para que aquellos alumnos que necesiten herramientas o conectividad puedan utilizarlos durante dos horas al día. Además, trabajan para reincorporar unos 6000 chicos que abandonaron la escuela durante la cuarentena.

La Ministra de Educación porteña Soledad Acuña presentó esta tarde al Gobierno Nacional un protocolo para comenzar a abrir escuelas en la Ciudad de Buenos Aires. El primer paso será permitir que aquellos menores que necesiten herramientas informáticas para sus tareas puedan acceder a ellas en los establecimientos, con turno y un límite máximo de permanencia de dos horas.

“Fue una buena reunión, presentaron el protocolo y hablaron de los pasos a seguir. Nación tiene ahora cinco días hábiles para evaluar si lo aprueba , comentaron fuentes porteñas a El Cronista tras el encuentro con el Ministro de Educación Nicolás Trotta.

A través de un comunicado, el ministro sostuvo que "la propuesta presentada es una opción para la comunidad educativa en general que tenga problemas de conectividad; pero instamos al gobierno de la ciudad más rica de nuestro país a que profundice su responsabilidad de despliegue de respuesta en los barrios y en los hogares más vulnerables".

La idea de comenzar a abrir las escuelas fue oficializada el pasado viernes por Horacio Rodríguez Larreta, durante el anuncio de extensión de la cuarentena junto a Alberto Fernández. El jefe de Gobierno se refirió a unos 5100 chicos que habían perdido contacto con sus escuelas desde que inició la pandemia y planteó la posibilidad de reabrir establecimientos para este segmento. Horas después, el mismo Trotta dijo que no estaban dadas las condiciones epidemiológicas.

Con este cruce como marco, Acuña le llevó al ministro el plan “Conectate en la escuela , que contempla la apertura de espacios digitales, que se ubicarán en aulas, SUM o lugares similares, donde habrá equipamiento y conectividad “para desarrollar actividades virtuales para la continuidad pedagógica, tales como encuentros sincrónicos, carga y descarga de archivos, búsqueda de información en Internet, realización de actividades y tareas en línea , informó el ministerio porteño.

La iniciativa recibió la crítica de los gremios docentes del distrito. El secretario General adjunto de UTE, Eduardo López, sostuvo que "la escuela somos los docentes, los niños, las familias, las leyes que dicen que la escuela es obligatoria, no que es un cyber optativo para los que no tienen internet".

"Una cosa es la escuela y otra el edificio, lo máximo que puede hacer Larreta, porque tiene las llaves, es abrir el edificio; la escuela no va a funcionar nunca si los chicos corren peligro", agregó.

Larreta no tiene la menor idea de lo que es abrir una escuela.

Comparto parte de la nota con @d_cholakian en @lopeoryapaso530, por @somosradioam530 pic.twitter.com/EdD8LzATgF

— Eduardo López (@eduardolopezute) August 19, 2020

 

Por otra parte, la Ciudad de Buenos Aires trabaja en el diseño de herramientas y estrategias para que aquellos alumnos que abandonaron la educación durante la cuarentena vuelvan a insertarse en el sistema.

“Le pedimos a las escuelas que informaran qué chicos que habían sido matriculados no estaban teniendo contacto con los docentes. Hicimos un primer corte previo a las vacaciones de invierno que daba 5100 menores, hoy asciende a 6500 , explicaron fuentes porteñas.

En los últimos días comenzó el contacto telefónico y rastreo casa por casa para tomar nota de cada situación en particular, con el apoyo de organizaciones sociales y comunales de cada barrio. “Queremos entender qué pasó, evitar que abandonen, y diseñar estrategias y herramientas acordes a las necesidades de cada uno , indicaron.

Espacios digitales, la primer prueba

El plan para habilitar espacios digitales será la primera prueba de retorno de alumnos a las aulas. Prevé que estarán habilitados solo de 10 a 14 a partir del 31 de agosto. De avanzar se espera la reactivación de 634 establecimientos.

El protocolo que le presentaron a Trotta estipula que los alumnos deberán solicitar turno previamente y, en el caos de los menores de 15 años, ser acompañados por un mayor conviviente o con su correspondiente autorización.

Los turnos se otorgarán de acuerdo a la capacidad de los espacios y con un máximo de permanencia en el lugar de dos horas. Todas las computadoras serán desinfectadas luego de cada turno.

El espacio destinado deberá respetar la ocupación de una persona cada 15 m2 y habrá que llevar tapabocas en todo momento. Además, se tomará la temperatura a todas las personas que ingresen a la escuela.

La iniciativa, explicaron, “supone una actividad autónoma de los estudiantes , es decir, deberán trabajar por su cuenta a partir de las tareas que le hayan proporcionado sus docentes. En tanto, contarán con la presencia de un representante del Ministerio de Educación porteño en el lugar.

En un inicio se habilitarán paulatinamente los espacios informáticos de las escuelas primarias y secundarias de gestión estatal. Las escuelas privadas deberán solicitar autorización al ministerio.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios