Cecilia Todesca: “Las desigualdades se acumulan, no es sólo el género sino también la condición social

Es una economista de bajo perfil. Pero tiene gran responsabilidad en el día a día de la gestión económica del Gobierno. En una charla a fondo, aborda la cuestión de género en el trabajo y los espacios de decisión, y cree que hay que ampliar esta mirada al conjunto de vínculos sociales

Lo primero que llama la atención al entrar en su despacho del primer piso de la Casa de Gobierno es la luz que entra, sin pedir permiso, por el amplio ventanal que da al Parque Colón, sobre la avenida La Rábida. Esa sensación de claridad y serenidad es la misma que trasmite al hablar Cecilia Todesca Bocco, vicejefa de Gabinete y una de las mujeres más cercanas al presidente Alberto Fernández.

Desde el inicio de la campaña, pero mucho más luego del triunfo en las elecciones del 27 de octubre, Todesca Bocco –ella misma usa sus dos apellidos– empezó a ser conocida como una profesional con sólida formación académica, una mirada social de la economía y un enfoque productivista, lo que la posicionaba como un cuadro con altas chances de integrar el futuro gabinete.

Por aquellos días, se especuló, incluso, que podría ocupar el sillón principal del Palacio de Hacienda, un puesto que, finalmente, terminó en manos de Martín Guzmán, quien, desde que asumió, estuvo abocado casi exclusivamente a la renegociación de la deuda soberana, jugando a dos bandas con los bonistas privados y los organismos financieros multilaterales. Pero por el escritorio de Todesca Bocco pasan a diario las planillas del Presupuesto Nacional que determinan en qué se gasta cada peso que entra a las arcas del Tesoro.

Dueña de una agradable sonrisa y una cadencia al hablar que contagia desde el primer momento, en su mensaje, sin embargo, sobresale la claridad de conceptos. En especial, cuando habla de economía, un área en el que ella misma admite que es en el que se siente más cómoda. Pese a ello, no esquiva las preguntas que buscan conocer su opinión sobre temas de la nueva agenda social argentina, como el aborto, la lucha por la igualdad de derechos y oportunidades para las mujeres en el mundo del trabajo, la participación de la mujer en la administración pública, o los desafíos que presenta la educación sexual para niños y adolescentes, a partir de contenidos que se imparten en las escuelas, por ejemplo.

Nuevo tiempo

“Usted integra un gabinete con bastante presencia femenina. ¿Cómo se para frente a las cuestiones de género? , le pregunta El Cronista. “Creo que las desigualdades se acumulan , contesta ella, en forma categórica. Y explica: “Yo no me he visto particularmente afectada por mi condición de mujer en mi carrera profesional. Pero esto es porque tuve acceso a la educación; porque siempre tuve un plato caliente de comida; porque, si me enfermaba, podía ir al médico; porque podía contratar personas para que trabajen en mi casa y se ocupen de mis hijos .

“Por eso, digo que las desigualdades se acumulan. No es sólo el género; es, también, la condición social o socioeconómica. Y eso marca las grandes diferencias , destaca. Es parte de una cierta mirada social de la economía, que excede los números fríos o las planillas de Excel.

En pareja (con el economista Martín Abeles) y madre de dos hijos, Todesca Bocco admite las dificultades de compatibilizar el trabajo con la vida cotidiana y el cuidado de los niños. En su opinión, la emergencia por el Covid expuso, rápidamente, la necesidad de repartir mejor la carga del trabajo hogareño. Reconoce que, tras declararse la cuarentena, cuenta con la inestimable ayuda de su compañero, que, “básicamente, asumió todas las tareas de cuidado de los chicos que están en casa y es el que me permite a mí salir todos los días para venir acá a trabajar, incluso, los fines de semana . Pero, ampliando el foco de la lente, no pierde de vista que, también, “hay mujeres que trabajan en mi casa, que hacen el ‘trabajo de mujer´ que tendría que hacer yo; son mujeres que trabajan para mujeres; ésa es la historia , enfatiza.

Consultada sobre cómo ve la participación de la mujer en el ámbito público o espacios relevantes de decisión, apunta que, en la administración pública, estar en lugares de mucha responsabilidad requiere de un cronograma diario de muchas horas, que se extiende sobre una franja horaria particularmente complicada para las mujeres.

“Es cuando los chicos volvieron de la escuela, tienen que hacer las tareas y hay que preparar la cena, para decirlo mal y pronto. ¿Y quién hace todo eso? , se pregunta. Frente a ello, entiende que deberían lograrse cronogramas de trabajo “compatibles con una distribución más equitativa de las tareas de cuidado , algo que, también, se extiende a la política.

“Los varones se quedan hasta tarde, las cenas a la noche, los fines de semana. Si tenés hijos chicos y sos mujer, eso te puede hacer tener menos participación en algunas escenas en las que te gustaría estar o, incluso, sería piola (sic) que estés para, después, entender por qué se toman determinadas decisiones , explica. Todesca Bocco observa que la matrícula universitaria está bastante bien repartida.

“El problema es después: si podés ejercer eso para lo que te formaste y podrás ejercer, siempre y cuando, puedas disponer del tiempo para hacerlo . En concordancia con esto, sostiene que hay tanta capacidad entre los hombres como entre las mujeres. “Pero, si los cargos jerárquicos están mayoritariamente en manos de hombres, es, simplemente, porque hemos distribuido mal el resto de las responsabilidades .

Su día a día tiene frecuentes reuniones con otras mujeres de la primera línea de Gobierno. Se sabe que tiene una muy buena relación con Vilma Ibarra, la Secretaria Legal y Técnica de la Nación, con quien empezó a trabajar hace apenas unos meses pero, rápidamente, entraron en sintonía. Todesca Bocco no la menciona puntualmente. Pero asegura: “En el Gabinete, tengo muy buenas compañeras. Las ministras de este gobierno son todas muy capaces. Resalta el hecho de que las mujeres tendemos a charlar mucho. Entonces, desarrollamos relaciones de confianza muy rápidamente. Eso facilita la tarea cotidiana .

Aborto y algo más

“¿Tiene posición tomada frente al debate del aborto? , quiso saber este medio. “Sí, estoy a favor. Pero me gustaría que no fuera tomado como un proyecto en contra de nadie. Es algo que hay que trabajar mejor , señala. En su opinión, el proyecto busca la ampliación de derechos, por lo que nadie debe sentirse amenazado en sus creencias, su forma de vida, sus principios. “Son principios muy caros a las personas: el concepto de la vida, el concepto de la paternidad o la maternidad, el formato de familia… Una serie de cuestiones muy profundas de los seres humanos y cada uno tiene que ser libre para poder organizar su vida en consonancia con lo que piensa y lo que siente , argumenta.

Es una línea de pensamiento similar a la que expresa cuando se le pregunta por la educación sexual en las escuelas. “Veo la clase de educación sexual que han recibido mis hijos y es muchísimo mejor que la que a mí me tocó en la escuela pública , afirma. Sin embargo, admite: “En todo el país, no es igual. Tampoco, en todas las escuelas. Pero, ciertamente, en los últimos 30 años, se avanzó un montón . Y cierra. “Saber más, tener más conocimiento sobre las cosas, siempre es liberador. Vos, después, decidís .

Pasado y presente

Cecilia Todesca Bocco reconoce tener un compromiso con la sociedad en la que vive. Aunque no tiene un pasado de militancia en sentido estricto, sí proviene de una familia con participación política. Su padre, el sociólogo Luis Bocco, fue militante de Montoneros. Murió en la Masacre de Campana, un enfrentamiento con la Policía, en abril de 1975. Su mejor amigo, Jorge Todesca –en ese entonces, encumbrado dirigente de la Juventud Peronista-, le había prometido que cuidaría a su familia. Se enamoró de Alicia, con quien estuvo casado más de 40 años hasta su fallecimiento, en febrero pasado.

El economista, titular del Indec durante la administración de Mauricio Macri, también había adoptado a los dos hijos de su amigo del secundario. Cecilia es la mayor. Integrante del Grupo Callao desde la hora cero, se acercó al albertismo a comienzos de 2018, llegando desde la academia o los espacios de participación técnico profesionales. Pero, pronto, comprendió la relevancia de ese espacio abierto al debate de ideas y propuestas, encaminadas a sumar aportes “con una cierta mirada autocrítica de las cosas que, en los sucesivos gobiernos kirchneristas, no nos habían salido bien , apunta Todesca Bocco.

“Un día, recibí un llamado de Matías Kulfas, con quien somos muy amigos porque hicimos juntos toda la carrera de Economía en la UBA. Me dijo que Santiago Cafiero estaba armando un grupo para empezar a pensar las alternativas políticas y técnicas de la Argentina , recuerda. Asegura que no conocía personalmente a Alberto Fernández. Pero que se sintió atraída por la idea de participar en ese espacio. “Le dije que sí y me sumé a las reuniones del Grupo Callao, que resultaron ser muy interesantes .

Sobre cómo fue ese acercamiento a un mundo político, en algún sentido, novedoso para ella, señala que lo primero que le llamó la atención fue “una cualidad que se nota mucho en quien es hoy el presidente de todos los argentinos y las argentinas: que Alberto Fernández es una persona que escucha y decide; las dos cosas .

Todesca Bocco considera que el hecho de no tener antecedentes en la política no es un obstáculo o un déficit a la hora de gestionar. Pero deja entrever un aspecto de su personalidad. “Creo que tengo cosas para aportar y, también, mucho para aprender de mis compañeros y compañeras que tienen más experiencia territorial. Me parece que es una buena síntesis . No descarta hacer política en el futuro. Aunque reconoce no haberlo planeado. “Ni siquiera lo pensé. Siempre, ando con mis planillas de acá para allá , sostiene. Pero agrega: “La política es algo que me interesa. El diseño de las políticas públicas está muy relacionado con la política .

Identificada desde siempre con una parte del movimiento peronista, Todesca Bocco trabajó muchos años con Mercedes Marcó Del Pont. Primero, en la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) y, luego, durante su paso en la presidencia del Banco Central, una gestión en la que Todesca Bocco fue su jefa de Gabinete.

Recalculando

La vicejefa de Gabinete agrega un dato clave en un cargo de tanta responsabilidad en el Gobierno. “Las planillas solitas, aunque estén muy bien hechas, nunca resultan del todo bien . En este punto, trae un ejemplo que muestra, de alguna manera, una característica poco habitual entre los equipos de gobierno. Cuenta que, cuando se definió el primer programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), “distribuíamos las actividades entre esenciales y no esenciales, y teníamos la idea de que las que son esenciales continuaron trabajando; de modo tal que no iban a requerir asistencia .

“Pero, inmediatamente, nos dimos cuenta que la realidad demostraba algo completamente distinto , subraya. Cita el ejemplo de una estación de servicio que estuvo abierta desde el principio pero vendió apenas el 10% del combustible. “Así, es imposible bancar los costos de esa unidad de negocios , admite. “Allí nos dimos cuenta de que estábamos frente a una realidad completamente distinta a nuestra primera interpretación técnica , explica. Lo interesante en este grupo de trabajo, sostiene, “es tener la flexibilidad para darte cuenta que esa primera evaluación que hiciste no se ajusta a la realidad y que vos tenés que ajustarte. Y fue lo que hicimos .

Este artículo es parte de la edición especial Mujeres que Hacen de mayo 2020

Tags relacionados
Noticias del día