FUE POR LAS DIFERENCIAS EN TORNO A MACRI Y EN PLENO DISCURSO DE PINO

Carrió se enojó con sus socios y se fue del acto de lanzamiento del Frente Unen en la Ciudad

La diputada se sintió aludida cuando Solanas dijo que no había lugar para la derecha moderna. El resto de los postulantes porteños también cargó contra PRO, menos Lousteau

En pleno discurso de cierre de Fernando Solanas, la diputada Elisa Carrió tomó su cartera y se retiró. Esa fue la foto final del festejo del Frente Amplio UNEN (FAU), que terminó opacado por los discursos contra una alianza con el PRO, incluso de Lilita, a la que Martín Lousteau evitó cerrar la puerta.
El acto de agradecimiento, a un año del triunfo en las primarias de la Ciudad, no tuvo un final feliz para UNEN. A pesar de que asistieron todos sus integrantes, incluidos los presidenciables del espacio como el socialista Hermes Binner, y los radicales Julio Cobos y Ernesto Sanz, las diferencias quedaron en evidencia. El Palacio Rodríguez Peña se caldeó cuando, en su discurso, Carrió le marcó la cancha a sus compañeros de espacio: No me corran por izquierda. Se los dije a los kirchneristas que son una banda de ladrones y se lo digo a esta alianza de decentes. Soy la única de los que está acá que no habló nunca con Macri (Mauricio, jefe de Gobierno porteño).
Así habló Lilita, luego de que la mayoría de los oradores se mostraran en contra de una alianza con el PRO para las elecciones de 2015. Voy a respetar lo que decidan las asambleas partidarias de UNEN, dijo, tras avisar que no será candidata a jefa de Gobierno de la Ciudad y apuntalar las candidaturas del socialista Roy Cortina, Fernando Sánchez y Lousteau. Así, dejó en claro que no apoyará al diputado Alfonso Prat-Gay, con quien mantiene una disputa.
Pero el festejo se frustró en el cierre de Pino. Acá no hay espacio para la derecha moderna de Macri, Massa (Sergio, titular del Frente Renovador) y Scioli (Daniel, gobernador oficialista), marcó Solanas. A pesar de los festejos de los militantes, Carrió se levantó de la silla y se fue sin saludar a nadie.
La escena consternó a los integrantes de los ocho partidos del FAU. Ante el vacío que dejó Carrió, desde la Coalición Cívica, Fernando Sánchez, quiso explicar su salida. Ella está trabajando para la unidad y siempre marcó que quien corra por derecha e izquierda, debe correr solo, dijo.
En tanto, después del acto, Pino advirtió que con gestos como esos (la partida de Carrió), niega todo lo que decimos sobre la convivencia entre fuerzas distintas. ¿Qué vamos a hacer? Es así, agregó el dirigente de Libres del Sur, Humberto Tumini.
Pero el diputado Martín Lousteau se diferenció de Solanas. Nadie puede arrogarse la representación política de UNEN. Ni yo, ni Pino, marcó. El ex ministro de Economía, el mejor posicionado en FAU para la jefatura de Gobierno de la Ciudad, tuvo el discurso más conciliador hacia el PRO. En su exposición insistió en que nadie representa la totalidad de UNEN y agregó que debe haber discusiones internas. Incluso, ante la prensa, el ex ministro de Economía dijo que está abierto a sumar a UNEN a dirigentes del PRO como Gabriela Michetti.
En cambio, al igual que Pino, el diputado Alfonso Prat-Gay advirtió que FAU no va a pactar con Cristóbal López, en alusión al acuerdo por el juego de Macri. Desde el espacio Podés, Sergio Abrevaya, afirmó que el PRO se olvida de la educación y la vivienda. El representante del GEN, Martín Hourest, dijo que no hay pacto posible con la indecencia del macrismo. También hubo críticas a la gestión porteña del socialista Roy Cortina.
Los dardos al PRO no hicieron gracia al actor Luis Brandoni, al igual que a otros radicales. Es que el ex diputado dijo hace días que apoyaría una fórmula presidencial entre Macri y Sanz.

Tags relacionados

Noticias del día