LA DIPUTADA ENVIÓ UNA CARTA AL PRESIDENTE

Carrió ratificó que pedirá que Garavano vaya a juicio político

El anterior round público entre ambos, de esta magnitud, fue en febrero por el encubrimiento en la causa AMIA. Ahora, la figura de Cristina Fernández de Kirchner, volvió a desatar una inesperada interna oficialista entre la diputada Elisa Carrió y el ministro de Justicia, Germán Garavano. La pelea dejó de ser dialéctica: la líder de la Coalición Cívica confirmó ayer que pedirá el juicio político al funcionario. Con una carta abierta dirigida a Mauricio Macri, la socia de Cambiemos le reclamó "no volver al pasado".

Anoche se especuló con que el ministro había presentado su renuncia al Presidente, pero las fuentes ejecutivas consultadas por El Cronista lo desestimaron. En Casa Rosada insisten con que respaldan a Garavano y diferencian el caso con los ataques de la diputada al ex presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, ya que se trata de una autoridad ejecutiva y no de la cabeza del Poder Judicial.

A la vez, reconocen en Carrió a una actriz clave dentro de Cambiemos y le valoran el hecho de ser una especie de "veraz" que investiga al poder desde adentro mismo. No obstante, muchos no entienden el por qué de sus dardos a Garavano y creen que la artillería podría haber frenado mucho antes de llegar a un pedido de juicio político.

Todo comenzó con los dichos de Garavano sobre el posible desafuero de la actual senadora de Unidad Ciudadana, al afirmar que "no es bueno que se pida la detención de un ex presidente", que subió de temperatura ayer por el fallo de la Cámara Federal que absolvió al ex mandatario Carlos Menem en la causa Armas.

"Una de las condiciones del acuerdo que construyó Cambiemos fue el fin de la corrupción y la impunidad para siempre", reprochó la chaqueña en su comunicado, al tiempo que acusó que hay "un sector del Gobierno que por conveniencia política no desea verdad, justicia y condena". No necesitó nombrarlo a Garavano en esa frase para que se conociera su blanco.

Mientras el titular del Unidad de Información Financiera (UIF), Mariano Federici, opinó ayer que sería "imprescindible adoptar una medida cautelar sobre su libertad" para evitar que pueda fugarse, dijo por caso, a Venezuela.

En medio de la embestida de Carrió, Garavano buscó aclarar sus dichos. El ministro dijo ue hablaba "en abstracto" y que, si bien reconoció que su frase "pudo haber sido desafortunada", ratificó que "era una referencia institucional que marcaba que a los países le hace muy mal esta situación".

Por otra parte, el ministro sostuvo que no tiene "ningún reproche" que hacerle a Carrió: "No hemos tenido un entredicho, ha sido un cuestionamiento de ella hacia a mí", aclaró, en declaraciones a la prensa en la Rosada al término de la reunión de gabinete.

Tags relacionados