Capitanich justificó la quita de subsidios en "el proceso de inversiones" en agua potable y cloacas

Argumentó que “la política del Gobierno es generar la inversión necesaria para garantizar la provisión de servicios que tenían una demanda insatisfecha”.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró hoy que “es insignificante el impacto” del recorte de los subsidios a las tarifas de los servicios de gas y agua corriente sobre la inflación y sostuvo que esta medida “implica un efecto redistributivo” por promover la expansión de redes de estos dos fluidos en todo el país.

En su habitual conferencia de prensa matutina en la Casa Rosada, el funcionario indicó que “la política es incentivar el uso racional y responsable de los servicios públicos tendiendo al ahorro”, a la vez que defendió el “efecto redistributivo” de la medida.

Capitanich dijo que, paralelamente, “el Estado nacional ha generado un fuerte proceso de inversión para expandir la red de agua potable y cloacas”, porque “la política del Gobierno es generar la inversión necesaria para garantizar la provisión de servicios que tenían una demanda insatisfecha”.

Por otro lado, consideró “no hay ninguna relación posible entre la reducción del subsidio y las negociaciones paritarias, porque el dato es poco significativo desde el punto de vista monetario en las facturas correspondientes”.

El Gobierno anunció ayer que, a partir del 1 de abril próximo, reducirá entre 17 y 80 por ciento los subsidios a las tarifas de los servicios de gas y agua corriente, que por su impacto en el valor final de las facturas podría representar un aumento en las boletas de hasta el 400 por ciento.

FUENTES: Agencias Buenos Aires

Tags relacionados