Canje de deuda: ante la SEC, el Gobierno admite "riesgo alto de default" si no hay rápido acuerdo

El ente regulador del mercado de capitales estadounidense registró la oferta argentina a los bonistas, anticipada el viernes pasado, por la que se busca reestructurar el pago de títulos por u$s 66.500 millones.

El Gobierno formalizó la oferta de renegociación de la deuda externa realizada a los bonistas ante la Securities and Exchange Comission (SEC), el ente regulador del mercado de capitales de Estados Unidos, documento en el que admitió que si no arriba a un acuerdo rápidamente enfrenta un riesgo de defautl.

En el documento se detalla, con previo resumen de la situación macroeconómica que atraviesa la Argentina, todas las especies de bonos que someterán a la opción del canje y las condiciones de los nuevos títulos.

En ese sentido, la administración nacional reconoció que si no cierra rápidamente el trato con los tenedores de bonos, corre un "riesgo alto de default" de la deuda.

"Si la invitación al canje no se consuma o si se consuma pero cualquier alivio de la deuda obtenido no es suficiente para que la República (por Argentina) recupere la sostenibilidad de su deuda, entonces la República no podrá continuar con los pagos regulares de una parte o la totalidad de su deuda y enfrenta un riesgo significativo de incumplimiento, lo que perjudicaría aún más el valor y la liquidez comercial de los títulos de deuda pendientes", señaló en el comunicado.

Y agregó: "En el futuro, es posible que la República no pueda pagar su deuda, y puede que nuevamente no pueda acceder a dichos mercados o fuentes de financiamiento o puede buscar o ser requerido para reestructurar su deuda pendiente, lo que impactaría negativamente el valor de mercado y la liquidez de sus títulos de deuda."

Asimismo, el Gobierno señaló que "la imposibilidad de colocar la deuda de la República en un camino sostenible probablemente resulte en una falta continua de acceso a los mercados internacionales de capital por parte de la República en el futuro previsible y puede limitar aún más el acceso al financiamiento oficial del sector". 

Con la iniciativa se apunta a reestructurar unos u$s 66.500 millones en títulos en moneda extranjera bajo legislación internacional.

La oficialización de la propuesta de reestructuración de la deuda enumera los bonos elegibles -todos en moneda y bajo ley extranjera- y los nuevos títulos de deuda que ofrece el país. El más cercano vence en diez años.

Se trata de diez títulos públicos nuevos para canjear por los 21 instrumentos elegibles para la reestructuración. Los vencimientos serán en 2030, 2036, 2039, 2043 y 2047.

El comunicado completo:

 

Tags relacionados
Noticias del día