Buscan frenar una medida sindical que paralizaría vuelos de Aerolíneas

Los pilotos de APLA se niegan a realizar viajes que impliquen varios tramos con más de 7 horas en el aire. Si el gremio insistiera en esta medida la empresa comenzará a cancelarlos a partir de mañana.

Aerolíneas Argentinas intimó a la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) a desistir de una medida gremial que implicaría la cancelación de vuelos desde Aeroparque y Ezeiza a Bariloche, Ushuaia, El Calafate, Trelew, Río de Janeiro, Tucumán, Mendoza, Neuquén e Iguazú. La cancelación de vuelos podría ser a partir de mañana y afectaría a 10.000 pasajeros por semana.

APLA, que representa a los pilotos de Aerolíneas Argentinas, entre otras empresas, emitió la semana pasada un mandato a los pilotos agremiados para que rechacen los vuelos que impliquen varios tramos con más de 7 horas en el aire.  A partir del sábado último, hubo pilotos que rechazaron la totalidad o parte de esos tramos programados. 

Desde Aerolíneas Argentinas aseguran que la programación de este tipo de vuelos se realiza en la compañía desde el año 2011. Sin embargo, el jueves 2 de este mes fue la primera vez que APLA cuestionó esa metodología. Además, explicaron mediante un comunicado que la empresa comunica a los pilotos con 15 días de anticipación la programación específica de todos sus vuelos, y tampoco hubo nunca objeciones a estos cinco tramos ahora cuestionados.

El planteo gremial se da en medio de la negociación paritaria. En ese marco, el viernes 26 de abril la empresa realizó una oferta de incremento salarial, reclamando a la vez un acuerdo de paz social por 90 días. 

En este contexto Aerolíneas Argentinas envió una carta documento a APLA intimando a desistir de la medida. En forma paralela, la compañía hizo una denuncia ante la secretaría de Trabajo nacional por esta amenaza al normal cumplimiento del servicio.

Tags relacionados