BRAUN APURÓ AL CONGRESO PARA QUE LO APRUEBE

Buscan dar autonomía y severidad a la Comisión de Defensa de la Competencia

El secretario de Comercio Interior, Miguel Braun, dijo que el Gobierno busca que las multas de la Comisión de Defensa de la Competencia tengan la suficiente entidad como para "disuadir" a las empresas de conductas anticompetitivas.

"Tenemos que impulsar las mejores prácticas desde la Comisión", enfatizó el funcionario en el marco del XII Foro Económico y de Negocios de Thomson Reuters.

Braun comentó que el oficialismo espera que avance pronto en el Congreso un proyecto de autonomía de la Comisión de Defensa de la Competencia de los diputados Elisa Carrió y Mario Negri.

El funcionario enfatizó que los miembros de la Comisión deben ingresar por concurso y que el organismo debe salir de la situación de dependencia de la secretaría que el encabeza, en el que según su relato, la sumió la gestión anterior.

En otro orden, dijo que aumenta el consumo porque la gente "compra autos, motos, pero se nota menos en el supermercado por eso todavía aparecen malas noticias".

Además, enfatizó que para tener un país con trabajo de calidad, salarios altos y los aportes que corresponden a la seguridad social, hace falta un país integrado al mundo. " Ningún país lo logró sin integrarse al mundo", enfatizó.

Entre las materias pendientes del Gobierno para facilitar esa inserción al mundo, Braun enumeró bajar la presión fiscal, una mejora de la logística y que haya financiamiento.

"Estamos presentando una reforma tributaria gradual que cumpla con el triple objetivo de reducción del déficit, financiar obras de infraestructura y a la vez, bajar impuestos", aseguró Braun.

Con respecto a la logística, dijo que el Gobierno enfrenta "el programa más ambicioso de inversión en infraestructura". Este año será 2,4% del PBI y la meta es llegar a 3,5%, puntualizó, y añadió que esto se hará sin aumentar el gasto, sino con los esquemas de asociación público-privado.

En cuanto al financiamiento, dijo que falta mucho camino por recorrer para ganar la confianza de la gente y que ahorre en los bancos argentinos.

Aclaró sin embargo que inserción en el mundo no es apertura unilateral, rápida, porque esto lleva al fracaso, desde el punto de vista social, económico y político.

Tags relacionados