PREOCUPA A ANALISTAS LA ACELERACIÓN DEL RITMO, QUE LLEVAR EL GASTO SOCIAL A 62% DEL TOTAL

Buscan cómo financiar la suba de 5 puntos del gasto previsional de 2019

Las jubilaciones treparán al 46% y las prestaciones sociales, hasta el 62%, debido a una inflación descendente y por el ajuste en el resto de los rubros.

Con una inflación en alza este año y ante la necesidad de reducir los gastos para alcanzar la meta de 1,3% del PBI de déficit primario acordado con el FMI, el crecimiento del gasto en las jubilaciones y pensiones se acelerará y sumará cinco puntos adicionales en el gasto primario, para pasar del 41% hasta el 46%. Si se le suma el resto de las prestaciones sociales, entre los cuales se cuenta la AUH, el gasto social pasaría hasta el 62%, según cálculos privados.

Por esa razón, la Nación tiene poco margen para reducir erogaciones para cumplir la exigente meta fiscal para 2019, y el Gobierno ya adoptó medidas de "eficiencia", como el cambio en el régimen de asignaciones familiares, anunciado el viernes pasado, aunque signifique un ahorro marginal para el nivel de prestaciones. También está buscando nuevas fuentes de financiamiento -como elevar las contribuciones para los regímenes diferenciales y tomar el 5% de la coparticipación del IVA para ANSeS-, ante una Reforma Tributaria que recortó las cargas sociales. Y presiona a las provincias para que ajusten su gasto público.

Según calculó la consultora LCG, el gasto en jubilaciones y pensiones alcanzará 46% del gasto primario, desde el 41% que tomará este año.

"El gasto previsional, con su automaticidad, fue ganando participación en el primario en un contexto de achicamiento del gasto. El programa de Reparación Histórica también ayudó", dijo Melisa Sala, economista de LCG.

El aumento del peso del gasto previsional se acelera, porque en un año sumará la mitad de lo que tomó en cuatro años. En 2014 el gasto en jubilaciones pesaba 31% del primario, frente al 41% actual. En 2015, alcanzaba el 34%; en 2016, el 33%, y en 2017, el 38%.

Al considerar todos los programas sociales, LCG espera que el gasto ascienda al 60% del primario en 2019, desde el 54% de este año y desde el 40% que ocupaba en 2014.

"Si siguiera con esta dinámica, en algún momento todo el gasto será previsional para cumplir las metas de déficit fiscal", agregó Sala. "Es insostenible. En algún momento se tiene que reformar el sistema previsional".

En esa línea, el gasto previsional en términos de PBI se mantendrá constante respecto de este año, en 8,5% en 2019, por lo que no aportará puntos del producto para reducir el déficit fiscal, según LCG. "Pero en caso de que la economía crezca debajo del 1,2% o que los precios se desaceleren más rápido (menor deflactor), el peso de la automaticidad derivada de la fórmula será mayor", explicó Sala.

Al sumar el total de prestaciones sociales, el gasto alcanzará el 10,8% del PBI.

"Este es un problema en cualquier escenario con desaceleración de la inflación. Cuanto más rápida la desaceleración de la inflación, más pesada se hace la parte previsional", coincidió María Castiglione, del estudio Castiglione & Tiscornia. Porque la fórmula de movilidad actualiza las prestaciones el IPC y los salarios con dos trimestres de rezago.

Castiglione entiende que todo el ajuste recaerá en el resto de los rubros, ya que espera que las prestaciones sociales suban entre 4 y 5 puntos, al trepar de 57% del gasto primario este año a 61 a 62% en 2019.

Porque el gasto social se mantendrá en 12,3% del PBI o subirá 0,1 punto. “Si se mantiene como porcentaje del PBI, el resto de los gastos tiene que bajar. Porque no hay nuevos impuestos , dijo Castiglione. “Si la economía crece, es más fácil (hacer el ajuste) porque aumenta la recaudación , agregó. Espera un crecimiento de 2,5% del PBI en 2019.

Para las personas, las jubilaciones aumentarían un 27% promedio el año viene, lo que implica una mejora de 2,3% en términos reales, al considerar una inflación promedio del 24%, según LCG. En cambio, este año las jubilaciones caerán 4% en términos reales, al considerar una inflación promedio de 29%.

Para Castiglione, las prestaciones avanzarán 4% en términos reales en 2019, ya que espera una inflación promedio de poco más del 21%.

Sin embargo, el recorte en el resto de los rubros ya se está verificando este año, al exigirse una reducción de la meta de déficit fiscal al 2,7%, desde el 3,2% previo.

“El ajuste ya se está produciendo , dijo Luciano Di Gresia, director Ejecutivo del Observatorio Fiscal Federal, que espera que las prestaciones de seguridad social, sin AUH, alcancen el 9,96% del PBI en 2019, desde el 9,61% que signifiquen este año.

“Las transferencias discrecionales a las provincias están cayendo violentamente, 6% en valores corrientes. Las de capital caen 37%. Si desaparece la prestación, la provincia tiene que decidir gastar más porque el gasto no lo hace la nación o no hacer el gasto. Y el gasto en inversión real directa cae 18% en valores nominales , agregó.

“Las provincias no están sustituyendo el gasto, hay una baja del gasto genuina en el consolidado, porque no tienen posibilidad de financiarlo , explicó Di Gresia. En 2017, las provincias alcanzaron un déficit 
fiscal de 0,8% del PBI.

Tags relacionados

Noticias del día