UNOS 600 EMPRESARIOS ARGENTINOS, LIDERADOS POR MORENO, ESTUVIERON EN SAN PABLO

Brasil promete triplicar sus compras si la Argentina reduce trabas a importaciones

El planteo lo realizó el titular de la FIESP, Paulo Skaf. Podrían comprar hasta u$s 6.000 millones. Moreno anunció acuerdos para destrabar venta de medicamentos y frutas

Las trabas impuestas por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para contener las importaciones y cuidar así la balanza comercial fueron fruto ayer de renovadas críticas por parte del gobierno y los empresarios brasileños, quienes aprovecharon la visita de 560 empresarios argentinos en el marco de la misión multisectorial organizada por el funcionario para pedir la flexibilización de las medidas a cambio de triplicar las compras de productos argentinos.

La Argentina logró compromisos por parte del gobierno de Dilma Rousseff para agilizar el ingreso al vecino país de medicamentos, naranjas y langostinos, que hasta el momento resulta dificultoso colocar. También hubo avances en las negociaciones para que Brasil reemplace los mercados donde compra autopartes por parte de las piezas argentinas. En este sector, la Argentina tiene un profundo déficit bilateral, que asciende a los u$s 3.500 millones anuales.

Pero si bien Brasil está sufriendo las consecuencias de las menores compras norteamericanas y europeas a raíz de la crisis y la apreciación de su moneda, y pide a gritos poder mantener sus exportaciones a la Argentina, ninguna concesión de su parte será gratuita.

Hay un compromiso recíproco de reducir las barreras comerciales que hoy, sabemos, son mayores del lado argentino, expresó el anfitrión y titular de la Federación de Industriales de San Pablo (FIESP), Paulo Skaf. A su vez, el empresario destacó que, si ello de cumple, existe el potencial de triplicar las importaciones de productos argentinos.

Brasil importa el equivalente a u$s 2.054 millones de la Argentina, pero importa u$s 12.155 millones de otros mercados. Según estima Skaf, la Argentina tiene potencial para incrementar sus ventas hacia Brasil hasta los u$s 6.000 millones. Para procurar un equilibrio en la balanza comercial, quiero que Brasil pueda pasar a comprar más productos argentinos que de otros países, señaló el titular de la FIESP. Pero también les preocupa la caída de las exportaciones brasileñas a la Argentina, que el mes pasado fue del 23%.

El encuentro se realizó en la sede de la entidad brasileña y tuvo como objetivo fomentar nuevos negocios entre ambos países, además de destrabar conflictos comerciales. Empresarios de distintos sectores confirmaron a El Cronista que se cerraron algunos negocios, como el caso de la industria del calzado, que logró firmar un acuerdo para colocar 5.000 pares de calzado de cuero de hombre en el mercado brasileño, señaló el secretario de la Cámara del Calzado, Horacio Moschetto.

Al término de la jornada, Moreno y Skaf aprovecharon el brindis para hablarle a los empresarios. El funcionario argentino destacó que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) el organismo oficial que regula las patentes y la aprobación de los medicamentos nunca había pedido a su par brasileño la homologación de los productos argentinos. Mañana por hoy vamos a presentar la nota y en los próximos días los laboratorios argentinos van a poder vender sus productos, prometió el funcionario.

También mencionó avances para colocar naranjas en el mercado brasileño. Según consignó, quedó con el ministro de Agricultura del vecino país en que se iniciará una sana negociación para destrabar este conflicto.