Diego Bossio Diputado nacional

Bossio: "La recesión va a ser más extensa que lo que dice el Gobierno"

El diputado del PJ Federal cree que el nuevo plan de déficit y emisión cero agravará la crisis. Y que Macri dejará al país con la pobreza más alta de los últimos 10 años.

"El Gobierno está perdiendo el termómetro central, que es el de aquellos que trabajan para sostener la Argentina. No puede hacer que los errores propios los pague la gente", despotrica el diputado del peronismo federal Diego Bossio, quien acaba de presentar un proyecto en la Cámara baja para derogar la resolución de la secretaría de Energía que pretende cargarle a los consumidores un pago extra en 24 cuotas en la factura del gas para compensar a las empresas productoras por los costos de la devaluación.

En un mano a mano con El Cronista, el legislador insiste en pedirle al Gobierno un "cambio en el rumbo económico" y advierte que a Cambiemos no le resultará fácil conseguir la aprobación del Presupuesto 2019, a menos que acepte sentarse en el Congreso a negociar con la oposición.

-El Gobierno abrió un nuevo frente de conflicto en el tema tarifas: Iguacel dice ahora que si no se cobran las 24 cuotas extra vamos a pasar a pagar el doble o triple en la factura. ¿Se olvida de la gente el Gobierno para que los números le cierren?

-La responsabilidad de una devaluación no fue de los argentinos, fue por parte de las malas políticas que llevó adelante el Gobierno en los últimos 30 meses. . Desde abril a esta fecha, casi se duplicó el tipo de cambio. Eso tiene un costo y ese costo se empieza a ver: en la actividad económica, en los precios y también en las tarifas. Lo que no puede hacer el Gobierno es que los errores propios los termine pagando la gente. No se puede gobernar sin mirar la sustentabilidad de todo el sistema. No podés tomar solamente como parámetro la sustentabilidad de las empresas. Está claro que el esquema tarifario del gobierno anterior era algo muy débil, que había que corregirlo, pero no podemos pretender que las correcciones terminen generando problemas en grandes sectores de la sociedad, sobre todo en los sectores medios.

-Presentaron en Diputados un proyecto para derogar esta resolución...

-Sí, para derogar la resolución, que haya audiencias públicas y que se apliquen los criterios de la Corte de hace dos años sobre tarifas justas. Estamos queriendo debatir, primero en comisión y luego en una sesión especial, la problemática de las tarifas y del gas. La Argentina necesita encontrar una solución en el momento que está viviendo. La cantidad de pymes que empiezan a tener problemas de pago de impuestos, con sus ventas, a ver que los empleados se empiezan a mirar la cara, a decir "no tenemos opción y salida, el mercado interno no funciona", es cada vez mayor. La calma que hay en el tipo de cambio está asociada a una tasa de interés y a una restricción monetaria que profundiza la recesión. Y si a eso se le suma por parte del Gobierno y las autoridades regulatorias aumentos tarifarios que hacen insostenible la ecuación económica, evidentemente es un gobierno que está perdiendo el termómetro central, que es el de aquellos que producen, que trabajan todos los días para sostener la Argentina. Lo que no puede pasar acá es que siempre paguen los platos rotos de los quilombos macroeconómicos los mismos. Hay tres cosas que se están discutiendo fuerte en Argentina: el Presupuesto; el acuerdo con el FMI, que no conocemos y, básicamente, cómo darle gobernabilidad a una Argentina que tiene problemas sociales y que socavan la imagen del Presidente. Y el problema de Macri con su propia coalición gobernante: concretamente, con Carrió (ver recuadro).

-Este nuevo plan de déficit fiscal y emisión cero que planteó el Gobierno, ¿es viable?

-Es camino a la recesión, es un plan que es cero para la gente.Hay tres cosas que van a mover la economía argentina: dos para abajo y una para arriba. Las dos para abajo son el brutal ajuste fiscal, que es necesario porque no hay financiamiento, pero también se puede hacer de otra manera. La segunda, un brutal ajuste monetario que no tiene antecedente. Y el tercer punto es un tipo de cambio corregido, que supuestamente te alienta las exportaciones. Pero no es fácil ganar mercados y aumentar las exportaciones, no es inmediato.Te diría que es un programa económico que recién arranca, que genera mucha incertidumbre y que yo no lo veo signado a ningún éxito.

-¿Cuál cree que es el cálculo que hace el Gobierno tomando medidas tan restrictivas que profundizan la recesión, teniendo en cuenta que pretende ser reelecto en 2019?

-El Gobierno vive en campaña electoral. Nosotros tenemos una estrategia clara, que es que la Argentina necesita cambiar el rumbo económico. La Argentina tiene un problema político, de toma de decisiones y estabilidad en la toma de decisiones, y ahí tenemos que ser sumamente audaces de manera de ver de qué manera los dirigentes políticos recrean la confianza de la sociedad y mecanismos que permitan que esas decisiones sean estables en el tiempo, den certeza, y no estar de un lado para el otro, de tarifas regaladas a tarifas que no se pueden pagar; de un estado híperpresente a un estado absolutamente ausente. La inconsistencia política y económica, me animo a decir, va a terminar haciendo que el gobierno de Macri deje los niveles de pobreza más altos de los últimos 10 años.

-¿Considera que los efectos más duros de la devaluación, en lo social sobre todo, aún están por verse?

-Absolutamente, no me gusta hacer presagios, pero sí. Esperamos que los conflictos que existan se resuelvan de forma democrática y en el marco de los parámetros constitucionales, esto no significa que no existan conflictos o reclamos. La situación económica es más grave de lo que dice el Gobierno.

-¿Comparable con la crisis de 2001?

-Son momentos distintos, las comparaciones son odiosas. Dujovne dice que hay recesión, nosotros decimos con todas las letras "hay crisis", y va a ser mucho más extensa que lo que dice el Gobierno. De hecho, el propio "socio" del Gobierno, que es el FMI, dice que la crisis va a ser más profunda.

-Justamente, el FMI ya anticipó una caída de 2,6 del PBI este año y del 1,6 el que viene...

-Más de la caída de este año que dice el Gobierno y más de la caída el año que viene de lo que dice el Gobierno. Lo que digo es: no sé si estoy de acuerdo con los pronósticos del FMI, que ha errado permanentemente, y la caída podría ser aún mayor, pero claramente hay una trayectoria muy compleja en términos recesivos, de actividad y subempleo en la Argentina.

-¿Van a acompañar el Presupuesto?

-El Presupuesto se está discutiendo en comisión, mañana (por hoy) vamos a tener una discusión puntual que tiene que ver con la deuda, con aspectos de la zona patagónica, con cuestiones tributarias, del reparto federal de los recursos, y también en materia de institucionalidad y transparencia. Veremos qué está dispuesto a cambiar el Gobierno y en función de lo que esté dispuesto a cambiar, habrá posiciones distintas de los diputados, entendiendo que hicieron un acuerdo con los gobernadores, que ese acuerdo es condición necesaria pero no suficiente, porque el Presupuesto se discute en Diputados y Senadores. Pedimos también la presencia de Sandleris en el Congreso, y además estamos enviando en estas horas una carta a la directora del FMI para que nos muestre cuál es el acuerdo, que creemos que debe ser público. Se anunciaron títulos generales, nosotros queremos conocer qué hay sobre la mesa del directorio del Fondo.

Tags relacionados