LO EST N NEGOCIANDO EL PJ-FPV, EL FRENTE RENOVADOR Y EL BLOQUE DE SOL

Avanza nuevo intento opositor para frenar aumentos de tarifas por ley

El año pasado, Macri vetó una ley muy similar a la que estudian ahora los diputados opositores. Quieren suspender los aumentos por un año y retrotraer valores

A paso lento, por el receso de verano, la oposición en la Cámara de Diputados avanza en conversaciones para volver a presentar un proyecto de ley que ponga límites a las subas en las tarifas de servicios públicos. Casi un año después de la iniciativa en el mismo sentido que los bloques opositores lograron sancionar en las dos Cámaras y que fue inmediatamente vetado por Mauricio Macri, los sectores peronistas buscan rearmar una mayoría que nuevamente presione al Gobierno para que dé marcha atrás con los aumentos previstos.

El presidente del bloque de diputados del PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), Agustín Rossi, confirmó ayer que junto a otros sectores opositores se encuentran "trabajando en un proyecto para frenar el aumento tarifario". "Hay bastante consenso en la oposición para tratar un proyecto que suspenda los aumentos en tarifas y congele los valores", definió en El Destape Radio. Según sus previsiones, el proyecto podría ser tratado "en la primera sesión del año o incluso en extraordinarias en febrero". Y explicó: "Proponemos congelar los valores de 2018 sin aumentos por un año".

"Hay que analizar y pensar la nacionalización de las empresas relacionadas a las tarifas, pero en el Gobierno anterior no estaban nacionalizadas y sin embargo las facturas se podían pagar", subió la apuesta Rossi.

En sintonía, la diputada Victoria Donda anunció que presentará un proyecto para congelar las tarifas. Y el Frente Renovador, que participa de las conversaciones con el resto de la oposición, estudia además la vía judicial, que ante la posibilidad de un veto presidencial podría terminar siendo la única opción efectiva para frenar los aumentos.

Por su parte, el bloque Justicialista, que preside Pablo Kosiner, no definió aún qué postura adoptará, aunque integrantes del espacio aseguraron a este diario que van "a repetir lo hecho en 2018", cuando se unieron al resto de la oposición para sancionar la ley. La participación de esa bancada resultó clave, dado el papel que jugó la comisión de Obras Públicas, presidida en aquel momento por el pampeano Sergio Ziliotto (y ahora en manos de otro diputado del bloque: el entrerriano Juan José Bahillo).

"Teniendo el precedente del veto del año pasado, el único responsable de esto es el Gobierno y él lo tiene que resolver", definió Kosiner ante una consulta de El Cronista. "Si esa ley estuviera vigente, esto no hubiese pasado. Y está claro que el Gobierno va a volver a vetar cualquier iniciativa", agregó.

El proyecto opositor que se convirtió en ley el año pasado y fue vetado por Macri no apuntaba a congelar las tarifas sino a retrotraer los aumentos a noviembre de 2017. Había sido consensuado entre el bloque Justicialista, el Frente Renovador y el PJ-FpV. También proponía que eventuales nuevos incrementos no pudiesen superar la variación salarial acumulada del trimestre previo y que esa nueva tarifa tuviera una estabilidad mínima de 12 meses.

En el Senado, además, había sido presentado un proyecto en espejo, con la firma de los senadores del bloque que preside Miguel Pichetto. Así, la oposición se había asegurado que si el tema no avanzaba por Diputados lo haría por el Senado.

La ley proponía dejar establecidas "pautas objetivas y complementarias" para las tarifas de peajes, servicios y transportes públicos. Para las Pymes, cooperativas y empresas recuperadas iba a valer el mismo mecanismo, pero aplicado contra el IPC acumulado de trimestre. Y, decía la ley vetada, si al retrotraer las tarifas a noviembre y comparar los aumentos con estos parámetros, los usuarios hubieran pagado de más, las empresas de servicios públicos y de transporte iban a tener que acreditar esos montos a cuenta del usuario.

Tags relacionados
Noticias del día