Aún con malos datos de la industria, FIEL ve indicios de una salida de la recesión

Aún no es posible asegurar que lo peor quedó atrás, pero la mejora en la industria manufacturera muestra un nivel de expansión que ya se parece bastante a una tendencia. En mayo todas las ramas de actividad, salvo la industria automotriz, tuvieron una menor contracción frente a los indicadores del primer cuatrimestre, señala el último Informe de Producción Industrial (IPI) de FIEL.

Lo más relevante es que pese a la caída de 6,1% en la comparación con mayo del año anterior, el mes pasado se registró un avance del 1,8% en términos desestacionalizados en relación con abril. Pero la recuperación no termina allí. Para FIEL, los indicadores que permiten ver una reversión de la fase recesiva, "han demostrado una nueva mejora, a la que se suma una ligera caída en la difusión sectorial de la contracción de la actividad industrial". Así, explica que "el inicio de una nueva fase de recuperación cíclica será fechado entre diciembre y abril pasados".

Durante mayo, se observó un menor ritmo de contracción o, lo que es otra cara de la misma moneda, un mayor dinamismo en la producción siderúrgica, en especial en laminados; la producción de minerales no metálicos, empujados por el aumento de los despachos de cemento; el procesamiento de petróleo; insumos químicos y plásticos y la industria metalmecánica.

De cara al futuro, FIEL sostiene que seguirá reduciéndose el ritmo de caída de la producción, mientras "se espera la consolidación de la fase de recuperación".

Tags relacionados