ESTACIONEROS Y PETROLERAS, A LA ESPERA DE SER CONVOCADOS POR EL GOBIERNO

Asume Costa y deberá decidir sobre los precios de las naftas

El nuevo secretario de Comercio arranca hoy sus funciones. Entre sus desafíos, tendrá que convocar a los actores del sector petrolero para definir un plan de precios

Después de ocho largos años, a partir de hoy la cartera de Comercio Interior cambiará de manos. El joven Augusto Costa, fue el elegido como reemplazo del explosivo Guillermo Moreno para comandar la secretaría que en tanto tiempo de kirchnerismo tuvo injerencia y decisión directas (y con un particular modus operandi) en medidas claves para la economía, como el control de importaciones o el cepo cambiario.

Entre los diversos desafíos que tiene por delante el economista del círculo íntimo del flamante ministro Axel Kicillof, le tocará resolver en el corto plazo un esquema para la evolución de los precios de los combustibles, autorizando subas en las naftas pero marcando un techo para contener el impacto en el bolsillo de los argentinos.

En el sector petrolero (tanto compañías como representantes de estaciones de servicio) están a la espera de la convocatoria del Gobierno, que se comprometió a citarlos para definir cuál será de ahora en más el diseño de aumentos.

Hasta la semana pasada y desde el mes de abril, Moreno había establecido, a través de la cuestionada resolución 35, topes a los valores tanto de las naftas como del gasoil.

La normativa, que venció el martes último, trajo dificultades desde el inicio porque marcaba máximos a los estacioneros, pero nada imponía a las petroleras, que continuaron remarcando precios a las bocas de expendio que trabajan bajo el modelo de comercialización y que vieron afectados sus márgenes de rentabilidad. En rigor en ese lapso las compañías dispararon aumentos que en algunos casos superaron el 30% y hoy la nafta premium roza los $ 10.

La última suba llegó el lunes pasado, en las vísperas del vencimiento de la norma, cuando YPF y Shell retocaron sus productos con alzas de hasta 8%. Los expendedores llevaron sus quejas al Gobierno desde el principio para liberar los precios pero en el medio surgieron los cambios de gabinete. Ahora se entusiasman con que sus reclamos tendrán mejor destino bajo la nueva estructura de mandos.

Aunque todavía no hay fecha establecida, en el Palacio de Hacienda dejaron trascender que se convocará a las tres patas de la cadena para definir un lineamiento de trabajo: no se prorrogará la norma de Moreno pero retomarán una idea que el otrora poderoso funcionario había transmitido en su última reunión con estacioneros, cuando les aclaró que seguiría en la misma línea pero ajustando los topes hacia arriba. Ahora, el plan de Kicillof, Costa y equipo es que los valores de lo combustibles suban pero escalonadamente.

Costa también deberá precisar un esquema de precios para otros sectores como los supermercados, que venían siendo controlados por Moreno. Según los primeros movimientos del nuevo equipo económico es que se abrirá una etapa de mayor diálogo. El jueves pasado, por caso, el nuevo Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, recibió a directivos de supermercados, con quienes analizó cuestiones referidas al comercio minorista.

Tags relacionados