Argentina busca que Europa rehabilite el ingreso de cítricos desde el Litoral

Desde el domingo y hasta el 1 de mayo próximo, Europa bloqueó el ingreso a su mercado de los cítricos argentinos. El Gobierno y los productores locales buscan alternativas para que la prohibición se flexibilice.

El Gobierno y la cadena citrícola argentina buscan reabrir el mercado europeo para esos productos, principal destino de los limones y naranjas frescos, ante la pérdida de por lo menos u$s 40 millones que implica el bloqueo de la Unión Europea, que se extenderá hasta el 30 de abril próximo.

Como adelantó el viernes pasado El Cronista, la UE bloqueó desde el domingo el ingreso a sus puertos de cítricos provenientes de Argentina en sus puertos, bajo el argumento de prevenir cualquier posibilidad de contagio y expansión entre los cultivos sus países de unos hongos que afectan a los limones, la llamada “mancha negra , y que fueron detectados en diversos cargamentos argentinos arribados a los puertos europeos.

El cierre de las fronteras europeas rige desde este domingo 16 y no solo incluye a los limones, cuyas exportaciones a ese destino fueron suspendidas desde julio por decisión de las autoridades argentinas, sino también a los cítricos dulces, como naranjas y mandarinas.

Ocurre luego de que a los casos detectados en limones se sumaron en las últimas semanas rastros de la enfermedad  (que afecta la calidad externa de los cítricos) en cinco partidas de naranjas provenientes de Jujuy.

 

La medida llega en momentos en que aún restaba embarcar el 50% de la cosecha exportable, calculada en u$s 40 millones para las naranjas "y otro tanto por la suspensión anticipada para los limones", calculó la Federación Argentina del Citrus (FederCitrus).

La entidad alertó que el daño a mediano plazo es aun mayor ya que implica el cierre de Europa hasta mayo próximo, es decir parte de la nueva campaña de exportación.

La UE es el principal mercado de los cítricos argentinos: en 2019 importó e exportaron 171.872 toneladas de limones, naranjas. mandarinas y pomelo. En valor, los limones vendidos a Europa representaron el año pasado u$s 296 millones, mientras los cítricos dulces a ese mercado implicaron u$s 36 millones.

Para la parte argentina, "la medida estuvo influida por reclamos que exceden lo meramente fitosanitario", como el realizado por los productores de cítricos miembros de COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultoras y Ganaderos) quienes solicitaron la activación inmediata de medidas 'adicionales y eficaces' a la Comisión Europea, ya que las importaciones en este rubro se encontraban hundiendo las cotizaciones en el mercado europeo", enfatizó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Desde Fedecitrus coincidieron en esa lectura y reforzaron que "los productores y exportadores de citrus argentinos y sus instituciones, junto con las entidades de asesoramiento e investigación, continuarán con el mayor empeño, trabajando y redoblando esfuerzos junto a la Cancillería, el Ministerio de Agricultura y el SENASA, organismos que ya están abocados a reabrir el mercado comunitario para los limones y naranjas de Argentina.

La intención oficial y de la cadena citrícola local es lograr que Europa acepte el concepto de regionalización, es decir que permita el ingreso de naranjas, mandarinas y pomelos de la zona del Noroeste argentino (Litoral), donde no se detectaron casos de 'mancha negra', una enfermedad que afecta solo la calidad externa de la fruta.

Resaltan, en ese sentido, que los casos detectados en los puertos europeos fueron en cargamentos provenientes de provincias del Noroeste argentino (NOA), como limones tucumanos y naranjas de Jujuy.

Desde el Senasa enfatizaron que Argentina pidió a la UE que convalidara el concepto de regionalización, por entender que "es un principio que rige la relación comercial bilateral".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios