AVANCE PARA DESTRABAR EL TRASPASO DE SUBSIDIOS

Apuran tres proyectos para recaudar más para blindar el Presupuesto

Cambiemos procurará que la comisión de Presupuesto avale los cambios en Bienes Personales, la adenda al Pacto Fiscal y el ajuste de balances por inflación

El oficialismo buscará dejar hoy el camino allanado para la aprobación del Presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados, cuando desde las 10 procure darles dictamen favorable a los tres proyectos que complementan a esa iniciativa y que, por la recaudación que prometen, harán viable su sanción: la adenda al Pacto Fiscal, la modificación en el Impuesto a los Bienes Personales y los cambios a los criterios para ajustar balances por inflación.

El proyecto de Presupuesto, en tanto, sigue siendo negociado entre el oficialismo y la oposición. Cambiemos apuesta a conseguir dictamen el martes próximo para poder llevarlo al recinto el miércoles, aunque ese cronograma no está garantizado. Si bien estiman que conseguirá los votos para la aprobación, en la cúpula del interbloque oficialista admitieron en diálogo con El Cronista que esas voluntades no sobran. Por eso, no quieren arriesgarse a llegar al recinto sin la aprobación anudada.

El gran punto de discordia, la transferencia de los subsidios al transporte a provincias y municipios, iba ayer camino a encontrar una salida política. Tras la reunión del martes en el Congreso de la que participó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, Cambiemos puso sobre la mesa la posibilidad de armar un fondo de emergencia para compensar a algunos distritos con parte de la recaudación que surgirá del cambio en el Impuesto a los Bienes Personales.

El Gobierno prevé embolsar con las nuevas alícuotas unos $ 35 mil millones anuales, de los que cobraría en 2019 un 65%. Como es un impuesto coparticipable, el 60% de la recaudación irá a las provincias (y junto a la suba o el freno en la baja de otros impuestos coparticipables funcionará como compensación principal por la transferencia de los subsidios y la eliminación del Fondo de la Soja). La novedad es que la Nación acepta destinar el 40% restante (que calcula entre $ 8 y $ 10 mil millones) a complementar eventuales faltantes para el transporte.

De esa masa de dinero prevista y no presupuestada, pues el Presupuesto 2019 fue redactado sin contemplar los cambios que ahora se discuten en Bienes Personales, saldrían además compensaciones para La Rioja, para las cajas jubilatorias no transferidas, para planes de vivienda y partidas para el INTA y la Secretaría de Ciencia y Tecnología, entre otras cuestiones.

Por eso, para blindar al Presupuesto 2019 será clave el paso que busca el oficialismo hoy en la comisión de Presupuesto, no sólo con la aprobación de los cambios impositivos sino también con el aval a la adenda al Pacto Fiscal (que habilitará suspender la baja en el Impuesto a los Sellos, entre otros puntos que modificarán el acuerdo al que gobernadores y Nación habían llegado hace menos de un año) y la modificación drástica de los criterios para ajustar balances por inflación (que tampoco llegaron a cumplir el año desde su sanción).

En aquella iniciativa, el Congreso había cambiado la Ley del Impuesto a las Ganancias para habilitar a las empresas a ajustar sus balances a la inflación por única vez cuando ese índice llegara al 33% anual, tope ya superado. Para evitar perder los $ 80 mil millones de recaudación que estima que caerían por ese revalúo, el oficialismo busca llevar la cláusula gatillo del proyecto al 50% o 55% de inflación anual.

Es decir, un número que operativamente deje sin efecto las disposiciones del proyecto original.

Tags relacionados
Noticias del día