SE TRATA DE DOS PROYECTOS DE DESARROLLO SOCIAL

Aprueba hoy el Banco Mundial créditos para la Argentina por u$s 400 millones

El acuerdo con el Club de París destrabó el financiamiento con el BM. Con los fondos que se aprueban hoy, se llega a la meta oficial de obtener u$S 2000 millones del organismo

El directorio del Banco Mundial formalizará hoy dos nuevos préstamos para Argentina, por un total de u$s 402 millones, adelantaron a El Cronista fuentes del organismo multilateral.

Esos desembolsos tienen un significado especial para el Gobierno. Con ellos, la administración de Cristina Fernández habrá alcanzado la meta de u$s 2000 millones de financiamiento proveniente del Banco Mundial tanto para el sector público como para el privado.

Fue el objetivo que se impuso el ministro de Economía, Axel Kicillof, a partir de diciembre último, una vez que Argentina presentó la estrategia del país para los próximos años ante el directorio del organismo.

El directorio del BM aprobará hoy el giro de fondos para dos programas, uno llamado "Protegiendo personas vulnerables de enfermedades no transmisibles", por u$s 350 millones, y otro denominado "Inclusión socioeconómica en áreas rurales", por u$s 52 millones.

Previamente, el BM había formalizado desembolsos para cinco proyectos para el sector público por u$s 939,7 millones: uno en diciembre, otro en enero, y tres en abril.

En el transcurso de julio, el Gobierno conseguirá otros u$s 200 millones para el plan de salud Sumar, que el Gobierno lleva adelante con las provincias.

A su vez, el BM aprobó otorgar financiamiento a tres empresas argentinas por un total de u$s 680 millones. La mayor parte de ese monto se lo llevó PanAmerican Energy. La petrolera de los hermanos Bulgheroni consiguió u$s 620 millones un tiempo atrás.

El organismo multilateral que conduce el coreano nacionalizado estadounidense Jim Yong Kim está enfocado en otorgar préstamos para proyectos de desarrollo y reducción de pobreza. Para Argentina, los programas no sólo se traducen en proyectos tendientes a esos fines, sino en divisas para fortalecer las reservas.

Argentina tenía cerrada esa ventana de financiamiento y no conseguía dinero fresco en cantidades desde 2011, cuando obtuvo u$s 2223,4 millones. El acuerdo del Gobierno con los países miembros del Club de París de hace un año quitó el cerrojo, ya que los directores representantes de Estados Unidos y los países europeos, predominantes en el BM, votaban en contra.

Luego, el país debió definir su estrategia hacia 2018, que fue aprobada por el Banco en diciembre último.
No fue menor el lobby de los holdouts, muy efectivo en esta ciudad, que permanentemente piden reuniones con representantes del organismo de crédito para intentar cortar las vías de acceso a divisas que le quedan al gobierno argentino.

En noviembre último, el economista Daniel Kostzer asumió como representante argentino en el directorio del BM, con la meta de conseguir los u$s 2000 millones en financiamiento.

Tucumano, de trayectoria académica y un paso por el Ministerio de Trabajo y misiones de la ONU, Kostzer reemplazó a Guido Forcieri, hombre de Amado Boudou procesado por la causa Ciccone.

Tags relacionados