Anuncian la "cuarentena nocturna", pero no todas las provincias adhieren

El Gobierno apuraba el decreto para establecer la prohibición de circulación en la madrugada, si bien aún se afinaba el horario, para que comience a regir desde la noche del viernes. Córdoba, Mendoza y la Cuidad no acatarán.

Alberto Fernández apuró este jueves el armado del decreto con su secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y la viceministra de Salud, Carla Vizotti, para que a partir de la misma noche del viernes comience a regir la "cuarentena nocturna" para hacerle frente al rebrote de coronavirus, luego de una tercera jornada consecutiva en la que se superaron los 13 mil casos diarios. Sin embargo, no todas las provincias adherirán a la prohibición de circulación por las noches, salvo para personal esencial o por urgencias, con un horario que aún se estaba definiendo al cierre de esta edición.

Si bien desde hace días se rumoreaba que la decisión era restringir la circulación nocturna (eufemismo que prefieren usar en la Casa Rosada en lugar de "toque de queda") entre las 23 y las 6; el jueves, Jorge Capitanich sostuvo que sería desde la medianoche hasta las 6. Es la misma franja horaria que el propio gobernador chaqueño ya había decretado. Junto a La Pampa, fue uno de los adelantaron que empujaron la "nacionalización" de la medida.

"El Presidente instruye a cada jurisdicción a implementar la restricción de circulación nocturna de acuerdo a su realidad epidemiológica", confiaban anoche en la Rosada. Eso va en línea con que no todas desean adherirse, tal como había quedado claro en la videoconferencia del Presidente con los gobernadores del día anterior, en la que se había concluido que cada provincia administraría la prohibición.

Capitanich realizó esas declaraciones luego de salir del despacho de Santiago Cafiero. Precisamente, horas antes, el Jefe de Gabinete había confirmado que se estaba ultimando el decreto. "Lo que queremos es que la temporada continúe y sea de cuidados, atípica, como ha sido el 2020. Queremos que se extremen los cuidados para que la temporada pueda continuar. La temporada no se va a ver alterada, aunque sí hay que modificar cuestiones contractuales y de cuidados personales", adelantó el jefe de los ministros.

En otro contexto, admiten en la Rosada, las medidas hubieran sido más extremas. A la variable económica para morigerar las prohibiciones y retomar una cuarentena, le agregan el temor ante el posible desacato ciudadano. Igual, se evalúan multas y hasta causas penales en caso de infracción.

Estamos haciendo una inversión de 450 millones de pesos. Vamos a invertir todo lo que haga falta para cuidar la salud de los cordobeses como corresponde. #SituaciónEpidemiológicaCBA

— Juan Schiaretti (@JSchiaretti) January 7, 2021

La confirmación ya generó resistencia. A la de los gastronómicos (que además deberían cerrar antes del "toque de queda"), se sumó la política. Por ejemplo, el gobernador Juan Schiaretti ya anunció que Córdoba continuará con el mismo esquema que hasta ahora: "La actividad productiva está la 24 horas abierta, los comercios hasta las 23 y los bares continúan con posibilidad de funcionar hasta la 1 de la mañana", sostuvo el mandatario peronista. El mendocino Rodolfo Suárez ya había pedido excepciones en la propia videoconferencia frente a Fernández. Y al porteño Horacio Rodríguez Larreta tampoco lo entusiasma la idea. 

Otras provincias aguardaban ver la letra fina del decreto, cuya publicación estaban prevista para la medianoche, para sus propios anuncios. Una era la Buenos Aires de Axel Kicillof. El mandatario había postergado nuevas restricciones esta semana luego de una videoconferencia con los 135 intendentes bonaerenses. Los alcaldes de localidades veraniegas eran los más reacios a cualquier tipo de prohibición. Con la medida nacional ya consumada, los jefes comunales de la Costa Atlántica acordaron el jueves contraofertar que el sistema gastronómico pudiera mantenerse abierto hasta la 1, salvo que la situación epidemiológica municipal sea más preocupante.

No obstante, desde la gobernación negaban anoche que les hubiera llegado una propuesta formal. Al igual que el Presidente, Kicillof apuesta por sostener la temporada veraniega que acaba de comenzar. En estudio está administrar el "toque de queda sanitario" dependiendo en qué fase se encuentre cada municipio, revelaron desde La Plata.

No sólo habrá una "cuarentena nocturna". A la evaluación de acotar los vuelos internacionales (ver aparte), también se exigiría un test PCR negativo a los pasajeros aéreos que ingresen a las provincias; reducir de 20 a 10 personas como máximo permitido en las reuniones y restringir nuevamente el uso de transporte público a trabajadores esenciales.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios