Alvarez Agis y Kiguel festejaron el acuerdo, pero piden "ahora, hacer las cosas bien"

Emmanuel Álvarez Agis y Miguel Kiguel celebraron este martes que el Gobierno haya finalmente logrado un acuerdo con los principales bonistas para realizar el canje de deuda.

Los economistas Emmanuel Álvarez Agis y Miguel Kiguel celebraron este martes que el Gobierno haya finalmente logrado un acuerdo con los principales bonistas para realizar el canje de deuda, pero advirtieron que "ahora habrá que empezar a hacer las cosas bien" porque si bien la deuda fue reestructurada, "la parte que queda habrá que pagarla".

“Probablemente esta va a ser la noticia económica más importante de todo el año, incluso la primera, porque con esto la Argentina despeja claramente los cuatro años que viene por delante desde el punto de vista financiero , opinó Álvarez Agis este martes en diálogo con Radio Con Vos .

En ese marco, el economista consideró que “si este acuerdo costó, fue porque básicamente el ministro (de Economía, Martín Guzmán) tuvo dos grande aciertos en su estrategia de negociación. El primero fue novedoso, y es raro que un economista escriba una idea novedosa y más raro aún que ese mismo economista la lleve a la práctica. Por lo que creo que lo del período de gracia ha sido uno de los aciertos más grandes en la estrategia del ministro y del Gobierno en su conjunto “.

En esa línea, el ex viceministro de Economía quiso ejemplificar con una metáfora para que la gente lo pueda entender: "Macri le dejó a la Argentina una mochila de deuda que pesaba 100 kilos, el Gobierno le acaba de sacar 50 kilos a esa mochila", por lo que le redujo el peso a la mitad, pero lo que logró además es que recién se la tendrá que volver a cargar en la espalda en 2025 .

"Macri le dejó a la Argentina una mochila de deuda que pesaba 100 kilos, el Gobierno le acaba de sacar 50 kilos a esa mochila", subrayó Álvarez Agis

“Lo necesario ahora, de acá al 2025, es hacer las cosas bien, porque hace bastantes años Argentina no logra hacer las cosas bien , indicó.

Para el economista, “el Gobierno tiene que aprovechar el buen momento que vamos a empezar a vivir a partir de ahora con los dólares paralelos bajando, las reservas del Banco Central creciendo. Primero, ahora sí, gastar sin culpa, creo que esto pide a gritos que ampliemos el IFE, y que el Gobierno sea un poco más generoso con el paquete para combatir el Covid-19 . Y a partir del año que viene darse una estrategia de crecimiento que sea sostenible por el lado externo, porque obviamente la deuda fue reestructurada pero la parte que queda hay que pagarla .

“Estábamos todos muy entrenados para saber que pasaba en el escenario malo, no así que pasqría en el  bueno , planteó para explicar que "en el escenario bueno la Argentina empieza a transitar una etapa normal desde lo financiero, que nos va a permitir concentrar los esfuerzos en el evento totalmente exótico que tenemos este año, que es la pandemia por el coronavirus ".

"Si alguna vez en la historia el mercado no le va a decir a la Argentina que tiene un déficit fiscal grande es este año con el Covid-19, porque todo el mundo está esperando que todos los países tengan un déficit fiscal monstruoso", consideró.

En ese contexto, planteó que "suponiendo que el año que viene termina apareciendo la vacuna y todo se empieza a normaliza, es cierto que será momento de empezar a poner las cosas en orden y no tanto a cuidar el déficit fiscal, como empujar las exportaciones, que al final del día va a ser lo único que nos va a ayudar a pagar la deuda de una manera que sea sobrellevable para la población en general, o sea sin un ajuste".

Para Álvarez Agis, "lo que habrá que hacer este año es apuntalar muy fuerte con gasto público a la Argentina que creo que sin un default va a tener una caída entre el 9 y 10 puntos. Por lo que tenemos que aprovechar esto para plantear un 2021 que tenga el ojo en  ahorrar dólares, ya sea exportando o tratando de exportar menos , cosa que no será  fácil pero tenemos que empezar a transitar ese camino".

Por su parte, el economista Miguel Kiguel , sostuvo que "fue una negociación muy larga y haber puesto una fecha, que era la de hoy,  de alguna manera aceleró los tiempos, sumado a las amenazas que hacía el Gobierno de que esto era los máximo que se iba a dar y que no se iba a mover y ante el riesgo del quiebre, ambas partes entendieron que lo mejor era llegar a un acuerdo, y finalmente esto se logró ayer, lunes".

Según opinó, "para Argentina termino siendo un muy buen acuerdo comparado con lo que uno hubiera pensado por ejemplo en diciembre de 2019 cuando el presidente Alberto Fernández decía que la Argentina iba a hacer una reestructuración a la uruguaya. Y para los bonistas, de donde venían creo que también pueden darse por satisfechos".

"Fue bueno que haya habido un acuerdo en estas condiciones en las que está Argentina en medio de la pandemia. Las cosas se estaban dilatando muchísimo", insistió Kiguel.

Sobre Guzman, opinó que "puso sobre la mesa un acuerdo agresivo al principio, fue al FMI que le dio una mano importante, con una posición bastante académica, más que pragmática, y si bien creo que la negociación podría haber ido más rápida se terminó cerrando y fue positivo para el país".

"Argentina tiene un prontuario de deuda bastante complicado, y muchos inversores ya están cansados de nuestro país pero eso no significará que no haya más inversiones , destacó.

Consultado sobre que se entiende del gobierno de Alberto Fernández sobre como resolvió la deuda, Kiguel consideró que " fue una mezcla de ideología y pragmatismo , porque durante mucho tiempo prevaleció la idea de que la Argentina necesitaba tiempo para poder pagar pero por otro lado al momento de cerrar se optó por una decisión que probablemente no era lo que habían querido de entrada, pero era importante terminarlo para seguir adelante con otro temas".

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Compartí tus comentarios