Allanaron la casa de Echegaray en el marco de causa por contrabando agravado

Se trata de una propiedad ubicada en Tigre. La Justicia investiga al extitular de la AFIP por la compra irregular de autos para representantes diplomáticos.

Cotizaciones relacionadas

El juez Penal Económico, Diego Amarante, dispuso hoy el allanamiento de la casa del extitular de la AFIP, Ricardo Echegaray, ubicada en un barrio cerrado de la localidad bonaerense  de Tigre. El exfuncionario kirchnerista es investigado por la presunta compra irregular de autos para representantes diplomáticos en el país y se lo acusa de contrabando agravado.

El operativo, a cargo de efectivos de Prefectura, busca dar con el expediente administrativo de la Aduana que firmó Echegaray para permitir el ingreso de un auto para la representación diplomática de Taiwán.

La causa se originó en 2006 y busca determinar si el vehículo en cuestión y otros autos ingresaban al territorio argentino sin pagar impuestos para luego ser vendidos, en lugar de ser utilizados por diplomáticos.

El exfuncionario ya declaró el 19 de diciembre pasado en el marco de esta causa y Amarante le prohibió la salida del país. Fue a raíz de un pedido del fiscal Pablo Turano que detectó que Echegaray autorizó en 2006, cuando era director de la Aduana, el ingreso al país de un vehículo destinado a los representantes diplomáticos de Taiwán.

El país asiático no tiene embajada en el país, aunque sí cuenta con representantes diplomáticos. Por otra parte, la importación de ese tipo de vehículos suele contar con la participación del Ministerio de Relaciones Exteriores, algo que no sucedió en el caso mencionado.

Como los autos que ingresan al país con destino a Cancillerías o Consulados extranjeros no pagan impuestos, Echegaray está acusado del delito de "contrabando agravado".

Otras causas

Echegaray está, además, imputado en la causa Ciccone 2, a cargo del juez federal Ariel Lijo, tras el testimonio de Alejandro Vandenbroele en el marco del acuerdo en el que se comprometió a declarar como arrepentido.

Otro magistrado, Sergio Torres, lo procesó por negociaciones incompatibles y defraudación en un expediente en el que se investiga el presunto pago de sobreprecios en la contratación del servicio de limpieza de la AFIP. En esa licitación resultó beneficiada una empresa por un monto de más de $15.000.000, el doble que lo que cotizó la compañía que venía realizando esa tarea desde 1981.

Por otra parte, la Cámara Federal confirmó hace un mes su procesamiento por falso testimonio y violación de secretos en una causa iniciada por una denuncia de Alfonso Prat Gay.

Echegaray, usando información fiscal que le había facilitado el gobierno de Francia a la AFIP, instruyó a dos exfuncionarios del ente recaudador para que denuncien al exministro de Hacienda, a quien acusaron de ser integrante de una asociación ilícita para evadir impuestos a través de una red de sociedades off shore radicadas en paraísos fiscales para desviar fondos a cuentas en Suiza para ocultar la verdadera identidad de los dueños de ese dinero. Luego Prat Gay acreditó que la cuenta estaba declarada.

 

Tags relacionados
Noticias del día