Alberto aseguró que "el nivel de control del virus es muy alto" pero anticipó que seguirá la cuarentena

El presidente advirtió que el Área Metropolitana de Buenos Aires, Chaco, Córdoba y otros focos obligan a mantener el aislamiento. Dijo entender a los "anticuarentena" que protestan para regresar al trabajo y reconoció que la ayuda estatal es "insuficiente".

A días de definir la continuidad o no del aislamiento social obligatorio, el presidente Alberto Fernández  consideró que "el nivel de control del virus es muy, muy alto", aunque observó que existen "unos pocos focos que nos obligan a ser cuidadosos, como en Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Chaco, y un sector de Córdoba", mientras "el resto del país evoluciona bien".

El presidente expresó su opinión sobre el resultado de la cuarentena  que dispuso en todo el país el 20 de marzo pasado y que ya atraviesa su septuagesimoquinto día al aire de Radio Metro. Allí dijo que "el problema es que tenemos una mirada muy porteña" y agregó que "en el Área Metropolitana de Buenos Aires está clar que tenemos un problema y tenemos que ir viendo cuidadosamente cómo evoluciona".

Con estas palabras, Fernández dio a entender la continuidad del aislamiento social en las zonas con más casos de contagio por Covid-19, mientras se evalúan más liberaciones en provincias y municipios donde la enfermedad estaría contenida. Reconoció, además, que "la cuarentena tiene consecuencias muy duras en la sociedad" y dijo entender a los "anticuarentena que demandan trabajar".  

Frente a una demanda creciente de retorno a la actividad habitual, el Presidente insistió en que todavía se deben tener recaudos, y citó el contagio masivo que ocurrió en la localidad bonaerense de Necochea por la celebración de un baby shower"Miren lo que está sucediendo allí, donde una fiesta convirtió una ciudad que parecía controlada a un foco de riesgo; todo eso era evitable", agregó.

Fernández reconoció, además, que "la cuarentena tiene consecuencias muy duras en la sociedad" y dijo entender a los "anticuarentena que demandan trabajar".  

El primer mandatario también defendió el encierro de barrios enteros en los que se detectan contagios masivos de coronavirus, como sucedió en la Villa Azul, que comparten Avellaneda y Quilmes, y rechazó que esa medida sea comparable con crear "guetos", porque "esos son controles de la salud en lugares que bien sabíamos que no podían hacer la cuarentena como todas las conocimos".

El jefe de Estado también dijo que las protestas contra la cuarentena son "absolutamente entendibles" aunque defendió su vigencia porque "la cuarentena es la única herramienta que funciona". También reconoció que la ayuda económica, a través del salario complementario, los créditos subsidiados o las transferencias económicas "son insuficientes", y por lo tanto trabaja para "acercar una solución" sin comprometer la salud pública.

En otros tramos de la entrevista, Fernández dijo que mantendrá una reunión con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con especialistas en salud mental infantil para evaluar otras alternativas de liberación de actividades para los menores de edad.

Tags relacionados