Alberto designó a la cristinista Raverta al frente de la Anses

El Presidente recibió en la residencia de Olivos a la dirigente de máxima confianza de CFK. La designada titular del organismo que administra los fondos previsionales y de la seguridad social era hasta ahora ministra de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia y fue candidata a intendente de Mar del Plata en las últimas elecciones

A menos de 24 horas de echar a Alejandro Vanoli al frente de la Anses, el presidente Alberto Fernández ya designó a su reemplazante. Se trata de la ex candidata a intentente de Mar del Plata, María Fernanda Raverta. 

Hasta anoche, las hipótesis que se manejaban era que el cargo fuera ocupado por el número dos de Vanoli, Santiago Fraschina; algún intendente o alguien que tenga una buena sintonía con la vicepresidenta. Finalmente, esta mañana se conoció que el cargo será para la ultracristinista marplatense. 

Raverta es conocida por su estrecho vínculo con la vicepresidenta Cristina Kirchner, de hecho, durante su campaña para ocupar la intendencia de Mar del Plata, la ex presidenta de la Nación viajó hasta esa localidad para acompañarla. Pero el apoyo no fue suficiente: la licenciada en Servicio Social, egresada de la Universidad Nacional de Mar Del Plata, perdió por tres puntos ante el candidato de Juntos por el Cambio y actual intendente de esa localidad, Guillermo Montenegro. 

En los últimos años, la marplatense fue electa diputada provincial representando a la quinta sección de la provincia de Buenos Aires, mietras que, hasta 2019 ocupó un escaño en la Cámara de Diputados de la Nación. 

Al momento de aceptar la designación de Fernández al frende de la Anses, Raverta se desempeñaba como ministra de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia. 

La cristinista ocupó varios cargos públicos. Fue secretaría de Desarrollo Social del municipio de General Alvarado, se desempeñó en el Centro de Contención “Chescotta , que depende del Ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia  y también tuvo su paso por la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia del Ministerio de Desarrollo Social, también bonaerense.

Además, la marplatense estuvo al frente de la jefatura de la UDAI la UDAI Puerto Mar del Plata de la Anses.

Pedido de renuncia

Fue el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien el miércoles le pidió la renuncia a Vanoli. No sólo fue por el descalabro del 3 de abril, en el que los bancos desbordaron de jubilados y beneficiaciarios de planes sociales, del cual supo desligarse.

La Casa Rosada y ente previsional mantenían un contrapunto por el futuro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Cerca del ahora ex funcionario habían puesto en duda la continuidad a partir del próximo mes del bono de $ 10.000, mientras evaluaban otros mecanismos en reemplazo; pero desde Balcarce 50 insistían con la idea de extenderlo, considerando la prórroga del aislamiento obligatorio hasta el 10 de mayo.

Al final, la no continuidad que se decidió fue la del propio Vanoli.

De todas maneras, Vanoli quedó como director por el Estado en el directorio de Edenor. Una paradoja, ya que anoche, como gota que habría rebalsado el vaso, le achacaban a Vanoli haber perdido representación oficial en empresas por no presentarse en las asambleas.

Una era Techint, donde Miguel Ángel Toma tomó notoriedad como vocero en medio del tironeo oficial entre la constructora y el Gobierno por los despidos.

Otra fue Telecom, donde -decían- se "olvidó" de proponer como director a una pieza de Cristina Fernández de Kirchner en el gabinete, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro. "Se olvidó de muchas cosas al parecer", le endilgaban con cierta malicia.

Tags relacionados