Alberto Fernández y un guiño a Grabois y compañía: "La economía popular llegó para quedarse"

Se reunió con referentes, como Emilio Pérsico y Juan Grabois, a quienes dio detalles del plan contra el hambre y les prometió lugar en distintas áreas del Gobierno. 

El presidente electo, Alberto Fernández, se "coló" este miércoles en un encuentro previamente pautado entre la Pastoral Social de la Iglesia católica con referentes de los movimientos sociales en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) adonde dio detalles del rol que jugarán las organizaciones territoriales en su administración, a partir del 10 de diciembre.

Fernández entró al palacete episcopal del barrio porteño de Retiro y fue recibido allí por el obispo jesuita Jorge Lugones, titular de la diócesis de Lomas de Zamora y de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, quien había convocado previament a los referentes de movimientos sociales para abordar el estado de crispación social y la aplicación de la Emergencia Alimentaria.

Fernández estuvo acompañado en la CEA por Gustavo Béliz y Daniel Arroyo.

Además de anticipar detalles de su Plan de Lucha contra el Hambre, Fernández celebró la colaboración de los movimientos durante la campaña electoral y aseguó haber comprendido "el fenómeno de la economía popular", al cual le dará cabida en su gobierno.

Según pudo reconstruir El Cronista con diversos asistentes, Fernández prometió a los movimientos sociales que tendrán lugar en la formulación y aplicación de la política social, y anticipó que habrá líderes sociales y piqueteros en altas esferas del Gobierno.

“Vine a escucharlos, como un compañero más, preocupado por lo que nos está pasando , dijo Fernández.

Lo que viene es el gobierno de todos ustedes, no de Alberto y de Cristina, vamos a resolver las cosas juntos , manifestó el presidente electo, quien pidió “no tener miedo del debate que hay que dar y aseguró que la economía popular llegó para quedarse y que “la gente necesita un horizonte de progreso .

En las palabras de Alberto mucho tuvo que ver el dirigente Juan Grabois, cercano a la expresidenta Cristina Kirchner, y mentor de la organización de los trabajadores informales. Luego de escuchar a Grabois, Fernández asimiló que el mercado nunca incorporará un segmento ingente de la población que no cuadra con los patrones de formación y desarrollo de las empresas registradas, y por lo tanto es gente en situación de vulnerabilidad y al borde de la exclusión que necesita algún mecanismo de inserción laboral.

El presidente saliente y el entrante reflejan en su politica exterior dos proyectos de pais distintos. Podemos seguir siendo una satrapía de Trump, condenada al monocultivo y la dependencia o reconstruir la Patria Grande con justicia y dignidad. Muy bien @alferdez

— Juan Grabois (@JuanGrabois) November 12, 2019

 

Tierra, techo, trabajo

En esta línea, los referentes sociales demandaron a Fernández "desarrollar la economía popular" y le sugirieron que haya incentivos para iniciar emprendimientos textiles, ecológicos, agrícolas y de construcción vinculada a la obra pública.

El plan de las "orgas" -como se conocen informalmente- es recibir asistencia del Estado para desarrollar cooperativas que emplen mano de obra vinculada a la industria textil; pero también más apoyo para el tratamiento de residuos y el tratamiento de rellenos sanitarios.

Asimismo, los referentes presentes avanzaron en el plan de obtener tierras sin uso del Estado para el desarrollo de la agricultura familiar, a la vez que pidieron una mayor integración de cooperativas de trabajadores en las obras de menor complejidad asociadas a la obra pública.  

Fernández está decidido a participar a las organizaciones en la articulación de las políticas de Estado, y es por eso que el dirigente social Emilio Pérsico, secretario general del Movimiento Evita, ocupará una silla en el próximo Gobierno.

Junto con Pérsico, participaron de la cita Esteban Castro y Gildo Onorato (CTEP), Juan Carlos Alderete, Fredy Mariño y Luciano Álvarez (Corriente Clasista y Combativa), Daniel Menéndez, Néstor Moccia y José Oscari (Barrios de Pie), Dina Sánchez (Frente Darío Santillán), Juan Grabois (Movimiento Trabajadores Excluidos), Rafael Klejzer (Movimiento Popular La Dignidad) y Natalia Zaracho (Movimiento de Trabajadores Excluidos).

El presidente electo estuvo acompañado por los dirigentes Gustavo Beliz y Daniel Arroyo, quien se perfila casi seguro ministro de Desarrollo Social a partir del 10 de diciembre.

Encuentro de Mons Jorge Lugones, presidente de la Pastoral Social con los Movimientos Sociales y el presidente electo, Alberto Fernandez pic.twitter.com/Xl8UFiecwK

— Comisión CEPAS (@PastoralSoc) November 13, 2019

 

Hacia la unidad del movimiento de "excluidos"

En cierto modo, la aparición del presidente electo en el encuentro de los movimientos sociales con la Iglesia sirvió como una suerte de legitimación simbólica de estas agrupaciones a las cuales el futuro Gobierno se compromete a mirar de cerca, como un factor de gobernabilidad.

Alberto también dejó entrever su voluntad de "integrar plenamente" a los trabajadores informales dentro del movimiento obrero argentino, algo que avanza con cierta reticencia en sectores de la Confederación General del Trabajo (CGT).

En esa línea, este diario supo que el próximo 7 de diciembre, los dirigentes sociales lanzarán formalmente la "Unión de Trabajadores de la Economía Popular", tras unificar las distintas personerías de sus integrantes.

La UTEP incluirá a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que integran cerca de 80 organizaciones, entre las que destaca el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), el Movimiento Evita y el Movimiento Popular La Dignidad; la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie y el Frente Darío Santillán.

Tags relacionados