Acuerdo económico y social: el Gobierno retoma la iniciativa en mejorar la economía a largo plazo

Fue lanzado formalmente con un centenar de líderes empresariales y sindicales, y puso a rodar mesas sectoriales que discutirán en forma tripartita las reformas necesarias para ganar competitividad y apuntalar el ingreso de dólares.

Los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Trabajo, Claudio Moroni, lanzaron formalmente el trabajo de cara a la conformación de un Acuerdo Económico y Social, que tendrá por tarea elevar al Gobierno recomendaciones para mejorar la competitividad de la economía argentina y trazar políticas de largo plazo a fin de atacar el desempleo, la informalidad, la pobreza en auge, la falta de inversiones y la escasez de divisas, todas cuestiones que desvelan al Gobierno por estas horas.

Con el ministro de Economía, Martín Guzmán, concentrado en la crisis cambiaria, Kulfas y Moroni convocaron a un centenar de dirigentes gremiales empresarios y representantes sindicales para presentarles el "decálogo albertista" de la reactivación económica, que a grandes rasgos se resume en exportar más, mejorar la productividad, administrar con "sintonía fina" la apertura comercial, y potenciar el crecimiento con equidad y participación de las economías regionales.

Kulfas hizo alusión en su exposición a los desequilibrios macroeconómicos que atraviesa la Argentina y que, según dijo, el Gobierno está empeñado en resolver, mientras administra a su vez el complejo escenario de recesión acentuado por la pandemia de coronavirus. Moroni, en tanto, evocó la necesidad de avanzar en acuerdos tripartitos y en mesas sectoriales, con cierta aroma a las rondas que en su momento lanzó Mauricio Macri.

Lejos de quedar en buenas intenciones, los ministros transmitieron que la intención oficial es avanzar cuanto antes en el trabajo en comisiones, convocadas según los actores que integran los eslabones de las cadenas de valor. En un intento por mostrar proactividad tras semanas de malas noticias en el frente económico, se acordó que la primera mesa sectorial será el jueves 22 de octubre con representantes de la industria metalmecánica y automotriz; en tanto el lunes 26 se reunirá la mesa de la construcción, y el 29 de mes los sectores textil, de indumentaria, calzado y cuero. Al día siguiente lo hará la industria alimenticia.

En líneas generales, los empresarios y gremialistas convocados celebraron la puesta en marcha del que también se dio en llamar "Acuerdo Económico y Social", y mostraron predisposición para continuar con la agenda de trabajo planteada. No obstante, la ocasión le sirvió a algunos de los convocados para visibilizar planteos específicos de sus sectores, como los aumentos desmedidos en los insumos por la caída de la producción y la oferta, los problemas de desabastecimiento y la inestabilidad cambiaria y fiscal.

10 CONSENSOS PARA LA RECONSTRUCCIÓN ARGENTINA

Hoy tuvimos la primera reunión del Consejo Económico y Social con representantes sindicales y empresariales.

Abro hilo con los diez ejes que planteamos para lograr un desarrollo sostenido a largo plazo. pic.twitter.com/Dhp8KE8lmX

— Matías Kulfas (@KulfasM) October 19, 2020
Consenso entre sectores

El titular de la UIA, Miguel Acevedo, insistió en su intervención en la necesidad de avanzar en un modelo productivo que contemple a los 45 millones de argentinos, y a su tiempo el presidente de la Confederación General Empresaria (Cgera), Marcelo Fernández, destacó ante este diario la voluntad de diálogo "para intercambiar opiniones y elaborar planes y proyectos para salir indemnes de esta crisis".

En tanto, el exembajador en Brasil y actual presidente de la Cámara de la Energía (CADE), Carlos Magariños, reiteró la predisposición de las empresas del petróleo y gas para "alcanzar consensos que permitan liberar el potencial del sector y contribuir tanto por el lado de las exportaciones como con la llegada de inversiones", a la vez que valoró la presencia del secretario general del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra.

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, evaluó ante El Cronista que Yasky "esta primera reunión es muy representativa porque trajo a la mesa al universo de pequeños productores y empresarios pymes", y subrayó el compromiso oficial en pos de "recuperar un perfil productivo". En tanto el titular de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez,  insistió en darle continuidad al trabajo porque de lo contrario, "va a ser muy difícil transformar las palabras en hechos" y dar soluciones a la gente que está en la informalidad y que mas padece la crisis.

La convocatoria no contó llamativamente con representantes de los movimientos sociales y organizaciones territoriales, que luchan por ser reconocidos a la par de los sindicatos como representantes de los trabajadores -en este caso, informales. También hubo algunas ausencias de cámaras representantivas. Sin embargo, desde el entorno del ministro Kulfas dieron a entender que las convocatoras se ampliarán a más actores.

Concretamente, la convocatoria de este lunes no representa la oficialización del Consejo Económico y Social que tanto el presidente Alberto Fernández como Roberto Lavagna promovieron en campaña. De hecho, el Poder Ejecutivo tiene listo un proyecto de ley para la puesta en marcha de lo que se denominaría "Consejo Económico y Social para el Desarrollo".

"Esto no es un Consejo Económico Social, pero no por eso es criticable. Parece la formalización de varias propuestas que el Gobierno viene haciendo trascender hace varios meses, pero con otro formato. El deseo es que se puedan cumplir los objetivos propuestos en el decálogo, muchos de los cuales se lograrían si decidieran aprobar la Ley Pyme que permite cero impuesto a las ganancias por tres años para aquellas que reinviertan sus utilidades en bienes de capital , sopesó el diputado nacional Alejandro "Topo" Rodríguez, quien ofició a su vez de jefe de campaña del exministro Lavagna.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios