EL SOCIALISMO REACCIONó CON CAUTELA Y HUBO APOYO DEL PRO Y EL MASSISMO

Acuerdo con Repsol: Carrió va a la Justicia y la UCR pide que se informe al Congreso

La diputada y Pino Solanas se presentarán en los Tribunales para impugnar el acuerdo, al que consideran una estafa. Radicales y socialistas piden que se explique en el Parlamento

El principio de acuerdo al que arribó ayer el Gobierno Nacional con Repsol para compensar el 51% de las acciones de YPF expropiadas a la petrolera española volvió a dividir al arco opositor entre quienes ven detrás una maniobra para encubrir el vaciamiento y los que consideran que se vuelve así a incluir a la Argentina en el mundo. En el primer grupo se anotan los dirigentes de la UCR, la diputada Elisa Carrió y su socio en UNEN, Fernando Pino Solanas. El socialismo de Hermes Binner, en tanto, se mostró prudente hasta conocer los alcances de la negociación. Mientras que el PRO y algunos dirigentes del massismo consideraron positiva la transacción que otorgaría cerca de 5.000 millones de dólares a la firma española como compensación.
Pese a que la negociación no está cerrada, Carrió y Solanas exhibieron la reacción más dura y anunciaron que se presentarán en la Justicia para impugnar cualquier acuerdo, por considerarlo un negociado entre españoles y argentinos.
La diputada adelantó que ampliará su denuncia que realizó en 2006, sobre el vaciamiento conjunto de Repsol YPF entre el ex presidente Kirchner y el de Repsol, Antonio Brufau, y que volverá a informar de este acuerdo por las vías internacionales correspondientes, como ya lo hizo ante la Security Exchange Comision (SEC).
Pino también recordó que existe una causa abierta a cargo del juez Ariel Lijo por el vaciamiento de YPF perpetrado por Repsol y la responsabilidad de Néstor Kirchner en la adquisición del 25% de las acciones por parte de Eskenazi. Es una estafa y un acuerdo antinacional. Repsol ya se llevó 4.500 millones de dólares indebidos, insistió Solanas.
La UCR también habló de vaciamiento y pidió que el Gobierno informe en el Congreso los alcances del eventual acuerdo.
Aunque reconoce que el acuerdo no necesita ser ratificado en el ámbito parlamentario.
Al final, vamos a terminar encubriendo el vaciamiento de Repsol en YPF al igual que pasó con Marsans y Aerolíneas, se lamentaba ayer el senador Gerardo Morales.
Por su parte, la Convención Nacional de la UCR emitió un comunicado en el que reclama al Gobierno el cumplimiento estricto de la ley y el abandono de acciones políticas destinadas a proteger intereses patrimonialistas. En síntesis, no están de acuerdo en que la tasación la haga el Gobierno. El acuerdo Repsol- YPF debe ser llevado al Congreso para su conocimiento y debe cumplirse la ley en lo que respecta a la tasación. No debe quedar duda que el precio es justo. No deben quedar dudas sobre lo correcto de su monto, señaló la titular de órgano radical, Lillia Puig.
Quién también rechazó de plano la propuesta fue el diputado de Unidad Popular Claudio Lozano. El ominoso acuerdo indemnizatorio reconocido a Repsol constituye un paso más en la pérdida de la soberanía energética. El Gobierno ha inmolado el discurso de la soberanía energética en el marco de una asociación boba de la petrolera estatal con las trasnacionales, dándole continuidad concreta al camino ya reflejado en el Acuerdo Chevrón, disparó en un comunicado.
En cambio, el Socialismo se mostró más cauto aunque en sintonía con la UCR pidió que el Gobierno informe ante el Congreso y la sociedad los alcances del acuerdo. Binner consideró que el acuerdo podría evitarle mayores problemas a la Argentina, porque se necesitan inversiones. Aunque insistió con obtener mayor información.
Otra de las opiniones favorables se escucharon de boca del jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, cuya fuerza se opuso a la nacionalización de YPF. El déficit energético creció y esto nos aisló aun más del mundo. Empezar por resolver este tema es algo positivo, afirmó en declaraciones radiales.
También el gremialista petrolero Alberto Roberti, actual diputado del Frente Renovador, consideró que alcanzar un acuerdo con España favorecería mayores inversiones para YPF, que necesita asociarse con empresas internacionales.