ATP agosto: créditos convertibles en subsidios, tasas fijas del 15% y más actividades críticas

El Comité de Evaluación y Monitoreo pormenorizó las nuevas condiciones para la asistencia para el pago de sueldos de agosto. Además, la AFIP ya abrió la inscripción hasta el 3 de septiembre.

El Gobierno presentó los detalles de los beneficios del Programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción (ATP) de agosto, donde mantuvo sin cambios los subsidios a los sectores más afectados por la crisis, pero introdujo la posibilidad de que los créditos blandos puedan convertirse en subsidios.

A través de la decisión administrativa 1581/2020, el Comité de Evaluación y Monitoreo definió los lineamientos de la edición de agosto de las ayudas. En tanto la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ya abrió la inscripción en su sitio web hasta el 3 de septiembre inclusive, por lo que si la dinámica es similar a la de meses anteriores el pago podría concretarse entre la segunda y tercera semana del mes que viene.

El monto de la asignación complementaria que prevé el programa continuarán siendo de una suma equivalente al 50% del salario neto y con un tope de 1,5 salarios mínimos ($ 25.312,5), pero esta vez se tendrá como referencia para su otorgamiento la variación interanual de la facturación de julio. En tanto, el tope para las actividades en estado crítico continuará siendo de dos salarios mínimos ($ 33.750). Continúan siendo excluidos aquellos sueldos de bolsillo superiores a $ 140.000.

Si la variación de la facturación es negativa, se entregará el subsidio; si es positiva y menor a 40%, la empresa podrá acceder a un crédito a tasa subsidiada, pero no debe tener más de 800 empleados. El requisito de desarrollar como actividad principal una de las más de 800 del listado elegible sigue vigente.

Respecto a los subsidios, las empresas que abrieron sus puertas en 2019 hasta el 30 de noviembre deberán cotejar sus ingresos de julio con los de diciembre del año pasado, mientras que los que comenzaron sus funciones del 1° de diciembre en adelante no deberán cumplir ninguna condición de facturación.

En relación con los créditos a tasa subsidiada, esta vez estarán disponibles solo para empresas que al 26 de agosto hayan registrado menos de 800 empleados y podrán ser convertidos en subsidios. 

Esta vez, el financiamiento podrá ser solicitado por las empresas que en julio hayan incrementado interanualmente su facturación menos de 40%, con las mismas condiciones para los subsidios en cuanto a las creadas este año y el anterior. La diferencia es que la tasa de interés nominal anual será de 15% para todas las firmas, ya no habrá un esquema gradual como el mes anterior. 

Además, el Comité aclaró que los que hayan solicitado créditos el mes anterior no están impedidos de volverlos a solicitar, o de recibir el subsidio en caso de que su facturación lo amerite.

El otro gran cambio es la posibilidad de convertir los créditos contraídos en subsidios, siempre y cuando las compañías mantengan y mejoren su dotación. El Ministerio de Desarrollo Productivo deberá definir los detalles en los próximos días.

Para ambos beneficios, se mantienen las restricciones de operar dólar contado con liqui, recomprar acciones, distribuir dividendos y hacer transferencias a paraísos fiscales por el presente ejercicio y 12 meses posteriores si la empresa tiene menos de 800 empleados o 24 meses siguientes si tiene más.

De esta manera, una pyme con cierre de su balance en diciembre si ingresa al ATP podrá realizar estas acciones recién el 1° de enero de 2022, mientras que una empresa grande podría hacerlo el 1° de enero de 2023. Además, las empresas que accedan a los créditos no podrán elevar los honorarios, bonos o cualquier pago extra salarial a sus directivos más de un 5%.

En uno de los puntos del acta, el Comité aclaró que cualquier incumplimiento de los requisitos del programa harán expirar el beneficio y obligarán a devolver la asistencia al Estado

Más actividades críticas

Por otro lado, se sumaron 38 nuevas actividades de peluquería, transporte, ocio y otras particulares que no estaban incluidas en el listado de actividades críticas, que abarcan subrubros de la salud, turismo, cultura y cines.

 

 

 

Por este mes se agregaran a esta nómina a todas las actividades que prestan los clubes de prácticas deportivas (fútbol, golf, tiro, boxeo, etc.).

Respecto a las contribuciones patronales al Sistema Integral Previsional Argentino (SIPA), se mantendrá la reducción del 95% de las cargas devengadas para las empresas que desarrollen actividades críticas, mientras que el resto podrá posponer su pago 60 días, por lo que las abonará en noviembre en lugar de septiembre.

Además, el Ministerio de Salud remitirá a la AFIP una lista de hogares de ancianos y de discapacitados que reúnan los requisitos para acogerse al programa ATP, para que tengan idéntico tratamiento a los sanatorios considerados en estado crítico.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios