DURO PRESAGIO

Efecto Vodka: el oscuro pronóstico del JP Morgan para la economía rusa ve un colapso igual al del 2008

Estima que el producto interno bruto se contraerá en torno al 7% este año, y anticipó que el país se encamina a una recesión, producto por las limitaciones a las exportaciones y la fuerte caída de las importaciones, con fuerte devaluación del rublo.

En esta noticia

Quienes ya peinan algunas canas recordarán el fuerte impacto que tuvo en la economía mundial el "efecto Vodka" en 1998, una crisis de la deuda con epicentro en la Federación Rusa gobernada entonces por Boris Yeltsin. 

Fue un golpe letal en un país que aún se abría al mundo tras siete décadas de comunismo y a menos de una década de la caída del Muro del Berlín, en la antesala de la llegada al poder del actual presidente ruso Vladímir Putin.

Cuántas armas nucleares tiene Putin y cómo funciona la cadena de mando para ordenar un ataque atómico

A diez días de comenzada la invasión rusa a Ucrania, que gatilló una batería de importantes sanciones a Rusia, al propio Putin, a funcionarios de su entorno y a una cantidad de oligarcas vinculados al poder del Kremlin, el banco de inversión JPMorgan Chase & Co sostiene que un cuarto de siglo después Moscú se dirige a un "colapso" semejante a aquella crisis.

Caras de desencuentro entre los presidentes de Ucrania, Volodímir Zelenski, y de Rusia, Vladímir Putin.

El diagnóstico se basa en que habría crecientes interrupciones en las exportaciones de Rusia y el impacto que tendrían las sanciones aplicadas por Estados Unidos y otros países occidentales, en la economía de aquel país.

Qué pasará con los ingresos de Rusia

Las proyecciones indican un derrumbe del producto interno bruto de cerca del 11% este año, en un desplome de "máximo a mínimo". Sería una contracción del producto "en línea con la caída registrada en la crisis de deuda de 1998", aseguraron los analistas de JPMorgan en una nota a sus clientes. 

Un punto central es que las sanciones impuestas al banco central, junto a la desconexión de varias entidades financieras del sistema SWIFT de transferencias globales, generaron problemas en la capacidad de Rusia de exportar petróleo y gas, aclaró JPMorgan. 

"Los ingresos por exportaciones de Rusia se verán afectados y es probable que las salidas de capital sean inmediatas, a pesar de su gran superávit de cuenta corriente", explicaron. De esta manera, "las importaciones y el PIB colapsarán",  advirtió la entidad financiera. 

Cuál es el impacto de las sanciones

Un aspecto crucial es que tras la decisión del presidente Putin de invadir Ucrania, la incertidumbre se apoderó de los mercados mundiales de petróleo, en tanto que los compradores evitan hacer negocios con Rusia, en momentos en que Estados Unidos y otros países buscan aislarla de los mercados financieros.

En los últimos días los operadores están ofreciendo el crudo emblemático de Rusia con un descuento récord, buscando de esta manera atraer compradores.

Preocupación es lo que trasunta el rostro de Vladímir Putin, por las sanciones de Occidente.

Pero en paralelo, las restricciones sin precedentes al Banco de Rusia pusieron un freno a su capacidad para defender el rublo, que ya bajó más del 30% en relación al dólar en lo que va del año. 

En este contexto, los encargados de la política monetaria subieron la tasa de interés al 20%, más del doble de la anterior, y endurecieron los controles de capitales. "La presión a la baja sobre el rublo y la fuga de capitales están empujando al banco central ruso a aumentar drásticamente las tasas e imponer controles de capital", señalaron los analistas de JPMorgan. 

En su análisis indican que "las sanciones socavan los dos pilares que promueven la estabilidad: la protección derivada de las reservas de moneda extranjera del banco central y el superávit de cuenta corriente de Rusia". 

El salvavidas fueron los ingresos por petróleo y gas, que han aliviado la situación con un ingreso fuerte de divisas a Rusia, dado que la venta y el transporte de energía escaparon, en gran medida, a las interrupciones directas. Hay que recordar que Rusia tenía un superávit mensual de cuenta corriente de unos US$20.000 millones a principios de año. 

Las exportaciones de petróleo y gas de Rusia son clave para la economía rusa.

El gobierno de Joe Biden aún se opone a prohibir las importaciones de petróleo de Rusia, pero esa decisión pone al Gobierno ante un conflicto interno, ya que crece una demanda bipartidista para castigar de modo más duro a Moscú por la invasión de Ucrania. 

Para JPMorgan la economía de Rusia se contraería un 7% este año, por debajo de su pronóstico anterior de una caída del 3,5%. Las proyecciones apuntan a una baja del 10% este trimestre, sobre una base anual ajustada estacionalmente, seguida de un descenso del 35% en los siguientes tres meses.

Y remataron: "Las sanciones tendrán su impacto en la economía rusa, que ahora parece encaminarse hacia una profunda recesión".   

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA GUERRA RUSIA-UCRANIA

Tags relacionados

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.