Variante Ómicron

Con guiño de la Casa Rosada, una provincia norteña exigirá pase sanitario para ingresar a espacios públicos

Tucumán es la primera jurisdicción en implementar el acuerdo alcanzado entre los ministros en el Consejo Federal de Salud. Por ahora, no se exigirá en lugares de trabajo ni establecimientos educativos.

Con la preocupación puesta en el aumento de casos y el riesgo de comprobar la circulación de variantes más contagiosas del coronavirus, al final de la semana el Gobierno nacional propuso a las provincias avanzar en la exigencia de un pase sanitario que certifique el haber completado el esquema de vacunación para el ingreso de público a lugares cerrados de alta concurrencia.

Tras la polémica desatada entre el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, y la titular de la cartera sanitaria nacional, Carla Vizzotti, por el alcance de este permiso, una provincia norteña se apresuró en ser la primera en incorporar la exigencia del pase sanitario. Se trata de Tucumán, regida interinamente por el vicegobernador Osvaldo Jaldo, que puso en marcha el consenso alcanzado entre los responsables de gerenciar la crisis sanitaria en el marco del Consejo Federal de Salud (Cofesa).

Tras reunir en la casa de gobierno al Comité Operativo de Emergencia (COE), Jaldo comunicó la implementación por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Pase Sanitario, con el que se pretende "evitar volver a fases de aislamiento" y "anticiparse a la llegada de nuevas cepas".

Cruces entre Nación y Provincia por el pase sanitario

Según precisó el vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, mientras Juan Manzur continúe al frente de la Jefatura de Gabinete, contar con los esquemas completos de inmunización será condición obligatoria el para acceder a eventos masivos y a otros espacios públicos, como bares, restaurantes y boliches.

La medida adoptada pone en marcha una voluntad expresa de la Nación, pero que es potestad de las provincias. Jaldo, de asidua concurrencia a la Casa Rosada, dio el primer paso siguiendo una hoja de ruta trazada con Manzur, el gobernador en uso de licencia.

Por ahora, en el Jardín de la República no pretenden exigir el esquema de vacunación concluso para ingresar a lugares de trabajo, establecimientos educativos u otros lugares de concurrencia habitual, como sí pretende el ministro bonaerense de Salud, Kreplak, que fue sin embargo desautorizado por Vizzotti.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios