SINDICALISMO

CGT: quiénes conducen ahora la central, cuál es su apuesta y cómo se posicionarán entre Alberto y Cristina

Hoy se pone en marcha el proceso de reunificación de la central. Apuesta a reconstituir su poder frente al Gobierno y la oposición. Sumará mujeres a la cúpula y avanza para incorporar a los movimientos sociales

Una CGT reunificada que buscará dejar atrás largos años de desencuentros y disputas intestinas, y que al mismo tiempo se autoimpone avanzar en el desafío de convertirse también en expresión de representación del mundo de trabajadores desempleados y precarizados encolumnados en los movimientos sociales comenzará a ver la luz mañana en el congreso sindical de Parque Norte, que alumbrará a la nueva conducción colegiada de la principal central obrera del país.

Apenas tres días antes de las elecciones generales del domingo, que suponen para el Gobierno del Frente de Todos un trance complejo y la amenaza cierta de una derrota, el movimiento cegetista sintetiza también un ambicioso objetivo de fondo: la determinación de la primera línea sindical de conformar un polo de poder robusto como testimonio del variopinto entramado de estructuras político-sociales con capacidad de plantarse con fortaleza para negociar con la Casa Rosada y para dar combate a las propuestas de reforma laboral que alientan desde distintos espacios de la oposición.

La necesidad de garantizar el retorno a la central obrera de todos los sectores alejados en los últimos tiempos de su estructura forzó la definición de un cuerpo colegiado en el ejercicio de la conducción, de manera de contener fugas indeseadas. 

Así, después de intensas discusiones, se alcanzó un consenso para que consagrar nuevamente a un triunvirato en la cúpula, que compendie las más diversas expresiones y asegure un "equilibrio" en el reparto de poder interno.

El referente de Sanidad y uno de los sindicalistas más cercanos al presidente Alberto Fernández, Héctor Daer, integrará el trío de conducción con el respaldo de dos de los sectores de mayor fortaleza dentro de la entidad: los denominados ‘gordos' (grandes gremios de servicios) y el frente de ‘independientes' que componen Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (Uocra) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias). 

Los poderosos gremios del transporte bajo el liderazgo de Hugo Moyano ubicarán en la cúpula al número dos de Camioneros, Pablo Moyano, una figura que ya anticipa un perfil más confrontativo en la cúpula de la central; en tanto el estacionero Carlos Acuña, referente de Luis Barrionuevo, mantendrá como Daer su actual sillón en el nuevo triunviro. 

Esa definición dejó fuera de la conducción al metalúrgico Antonio Caló, como representante del entramado de gremios industriales, quien podría terminar ocupando la estratégica secretaría gremial del nuevo consejo cegetista. "Era un exceso la idea de un cuarteto. Se privilegió la apuesta por el equilibrio interno y por el perfil político que pretende asumir la CGT en su relación con el Gobierno, más cerca de Alberto que del kirchnerismo", resumió un cacique de la central para justificar el armado del triunvirato.

Los 1842 congresales sindicales que se reunirán desde las 9 en Parque Norte validarán, por otra parte, una de las principales novedades que arrojará la elección de la nueva conducción de la central obrera: la reforma estatutaria dispuesta para cumplir con la ley de cupo femenino, que determinó la duplicación de cargos en las 25 secretarías del consejo directivo, de manera de que cada una de ellas sea ocupada por un dirigente varón y una mujer en representación de cada gremio.

En cambio mañana no habrá una decisión formal respecto del ingreso de los movimientos sociales a la estructura de la central obrera. Ese camino, definido durante las últimas semanas después en múltiples conversaciones, será abordado por la nueva cúpula, que promueve la integración inicial de esas organizaciones mediante el esquema de un futuro observatorio que se constituirá puertas adentro de la entidad.

El congreso sindical tiene previsto si pronunciarse en respaldo de la gestión de Alberto, en la previa a los comicios generales del domingo, una decisión que para los sindicalistas constituye toda una señal de cara a su propio posicionamiento en la disputa interna en el FdT. Está claro que la estructura de la central se siente más cerca del Presidente que de las filas alineadas con la figura de Cristina Fernández de Kirchner y su mensaje será una fiel expresión de esa condición. 

"Se hará una radiografía de la situación actual con un claro respaldo al Gobierno marcando la posición del movimiento obrero en favor de avanzar en la búsqueda de acuerdos, de diálogo para ofrecer cierta previsibilidad y evitar cualquier radicalización", advirtió uno de los jefes sindicales de peso que mañana estará en Parque Norte.

Junto al alumbramiento del nuevo triunvirato, los congresales también definirán el resto de los cargos del consejo directivo cegetista: Rodríguez continuará en la secretaría adjunta, Martínez lo hará en Relaciones Internacionales, Lingeri en Acción Social, Julio Piumatto en Derechos Humanos y el docente Sergio Romero en la de Políticas Educativas. A su vez, el titular de La Fraternidad, Omar Maturano, dejaría el cargo en el consejo directivo para que lo ocupe su hijo Sebastián, referente de la Juventud Sindical Peronista, y otro tanto ocurrirá con el mercantil Armando Cavalieri, quien será reemplazado por el adjunto de la Federación de Comercio (Faecys), José González. 

Tags relacionados

Comentarios

  • RR

    Ramiro Ramon

    11/11/21

    A todos se le saltan los botones de la camisa. No han trabajado nunca, siempre han sido gremialistas exitosos. Que Dios y las bases se lo reclamen.

    0
    0
    Responder