Entre la obra pública y las viviendas: luces y sombras del Gobierno

Mientras Katopodis lleva adelante una gestión transparente al frente del Ministerio de Obra Pública, la opacidad es lo que distingue a la gestión de Ferraresi en Hábitat

No todo está mal en el Gobierno. Alberto Fernández inició su gestión exhibiendo una autocrítica profunda de sus antecesores Néstor y Cristina Kirchner cuando designó a Gabriel Katopodis en el Ministerio de Obras Públicas y a María Eugenia Bielsa en el Ministerio de Vivienda. Lo hizo sin alardear, pero marcando un claro antes y después con Julio De Vido y José López. El Presidente depositó gran expectativa en ambos funcionarios, y hay que reconocer que la Vicepresidenta estuvo de acuerdo.

El ex intendente de San Martín desplegó desde el inicio una gestión basada en la transparencia a través de UNOPS, el organismo de las Naciones Unidas que ayuda a los gobiernos a realizar grandes compras del Estado bajo un sistema  eficiente y equitativo, que garantiza una normativa verificable que impide la corrupción y ofrece la posibilidad de que la ciudadanía pueda acceder libremente a la información de las compulsas, compras y avance de las obras.

Allí donde hubo impunidad, Argentina puede exhibir experiencias concretas de políticas públicas con herramientas que generan confianza de la población, tal como dijo el Ministro en el evento paralelo oficial de la Asamblea General de la ONU, "Avanzando en la prevención de la corrupción mediante alianzas y sinergias en la contratación pública".

El objetivo del encuentro fue presentar acciones concretas sobre contratación pública y eficiente. "Ayudamos a desarrollar capacidades e instituciones sólidas a través de nuestro apoyo, que contribuye a la mejora de las adquisiciones públicas, que lleva a los gobiernos a mejorar la calidad de la gobernanza, construyendo y manteniendo sociedades pacíficas", indicó la directora ejecutiva de UNOPS, la noruega Grete Farano.

En efecto, las sociedades demandan mayores niveles de integridad y existe una necesidad perentoria de "asumir la transparencia como eje de confianza en el contrato entre hacedores de gobierno y la ciudadanía", dijo Katopodis en su presentación. 

Y mostró en la sesión virtual parte de la agenda de transparencia que viene desplegando como el Observatorio Federal de la Obra Pública, realizado con organizaciones de la sociedad civil y un grupo de universidades públicas y privadas; el mapa de inversiones, un desarrollo conjunto que el Ministerio realiza junto al BID, la Evaluación del Sistema de Adquisiciones Públicas, junto al Banco Mundial, el BID, la CAF y expertos independientes internacionales y el Programa de Monitoreo y Evaluación, siguiendo los Objetivos del Desarrollo Sostenible 2030.

Con orgullo, el ministro argentino mostró la red de emergencia sanitaria que diseñó e inauguró en el primer año de la pandemia, los 12 hospitales modulares de emergencia, los 19 centros modulares sanitarios, los 21 centros de aislamiento sanitario en penitenciarias, las 3001 camas sumadas al sistema público de salud, a las que está sumando las de 2021.

"Nos mueven dos ejes muy claros, por un lado, cerrar las brechas de infraestructura que tiene nuestro país en materia de infraestructura, por otro, cómo garantizamos transparencia para tener una Nación más justa e igualitaria", porque tenemos que "garantizar un estado mejor, porque no alcanza con un estado presente, hace falta un estado presente y mejor, y hace falta asociar a la sociedad civil activa, protagonista y con herramientas para el control social", definió Katopodis.

El Ministerio de Obras Públicas está realizando obras en los 24 distritos del país para los cuales el Presupuesto nacional previó $ 330 mil millones para el 2021, año de elecciones de medio término. De hecho, el Presidente tiene previsto inaugurar obras en todas las provincias, o visitar avances importantes. 

Por ejemplo, una variante Pergamino de la RN8, el canal San Antonio entre Córdoba-Santa Fe, la RN12 en Misiones, la RN18 en Entre Ríos, la Planta Potabilizadora y Acueducto Norte en Salta. "Obras son amores para distribuir en campaña", reconocen en Gobierno, confiados en la cintura política de Katopodis y la convicción de que no habrá denuncias por corrupción.

No tuvieron la misma suerte con Bielsa, que nunca pudo poner en marcha el Ministerio de Vivienda, quizás por desconocimiento de los actores que pujaban por el área o por la falta de apoyo político del kirchnerismo más duro, que nunca le perdonó sinceras declaraciones en Santa Fe, su provincia. 

"Me da mucha pena tener que sentarme a una mesa y explicar por qué robamos. Muchachos, robamos y no hay que robar en la política", dijo la ahora ex Ministra en el 2018, al tiempo que criticó duramente que las candidaturas durante el kirchnerismo, aún las de Santa Fe, se manejaban desde Buenos Aires. Ese posicionamiento llevó a que Fernández la designara, pero la sinceridad no le jugó una buena pasada entre la dirigencia y finalmente fue reemplazada por Jorge Ferraresi.

Conocedor del paño, el ex intendente de Avellaneda le imprimió un ritmo al Ministerio del que carecía, aunque a costa de muchas sombras en cuanto a contrataciones y planes de obras, con actos definitivamente polémicos, como un evento con el Presidente y la Vice en Ensenada donde se anunció la entrega de unas viviendas que notablemente no estaban terminadas.

O lo que sucedió la semana pasada en San Martín, cuando Alberto saludó cálidamente a familias que se irían a vivir a un barrio con 335 viviendas que ya estaba preadjudicado desde agosto de 2019, incluso con algunos créditos del Banco Hipotecario aprobados, y departamentos listos para entregar en diciembre de ese año. 

"Las casas que entregaron hoy están construidas desde ese momento", se quejó por las redes Santiago López Medrano, ex candidato a intendente de Juntos por el Cambio en San Martín, cuando era ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires.

Pero las luces y sombras no terminan ahí. Katopodis todavía no se vacunó. Ferraresi, en cambio, fue uno de los protagonistas de vacunación irregular, que concretó en un hospital de su distrito, episodio del que nunca dio explicaciones.

Tags relacionados

Comentarios

  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    08/06/21

    La ley PATAGONIA disponía el traslado FÍSICO de la Capital a Viedma / Carmen de Patagones # Ejecutivo y Congreso: recurran a bancos y fondos de inversión mundiales, garantizándoles que se aplicará keynesianismo ÚNICAMENTE AL INICIO DE ESTE SOLO PROYECTO
    Prevaleciendo la obra pública, se reactivará la economía con una disminución del desempleo en forma útil y sin necesidad de endeudamiento externo. Recién a los 4 ó 5 años se acudiría a préstamos en dólares, euros o yuanes META: volver a emparejar el PBI / Cápita de Australia como era en la década de los sesenta?o por lo menos ¡subir de país fronterizo al nivel de país emergente!
    Favorezcamos la emigración interna y la inmigración externa SELECTIVAS hacia la región
    A la primera etapa de construcción del Centro Cívico y de viviendas, escuela, colegio y hospital de excelencia para personal del proyecto y funcionarios gubernamentales que deban trasladarse, SEGUIRÁN ENTONCES SÍ CON ENDEUDAMIENTO EXTERNO la construcción de vías férreas, caminos, aeropuerto internacional, puerto de aguas profundas, PARQUE DE INDUSTRIAS NO CONTAMINANTES A DISTANCIA PRUDENTE, GENERACIÓN DE ENERGÍA SOLAR Y EÓLICA, constitución de flota mercante pesquera Todo en aras de MEJORAR LA productividad interna y competitividad internacional

    0
    0
    Responder