EN 2020

Impulsadas por China y EE.UU., las exportaciones de carne vacuna subieron 8,5%

Según un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) alcanzaron los u$s 2710 millones el año pasado, 12,5% menos que en 2019, en un contexto de caída de los precios internacionales.

El mercado mundial de carne vacuna tuvo un 2020 caracterizado por la fuerte demanda de China y caídas notorias en las importaciones de los países de la Unión Europea, el mercado más exigente del mundo y en el que se pagan los mejores precios. 

O mejor dicho, se pagaban los mejores precios. Porque en el contexto de la pandemia de Covid-19, los precios internacionales se desplomaron entre 10% y 30% según los cortes.

En este escenario complejo, las exportaciones argentinas de carnes bovinas crecieron en volúmenes un 8,5% en 2020, impulsadas especialmente por las compras de China, que se expandieron 8,3% en los últimos doce meses y en parte también por el salto extraordinario de las exportaciones a Estados Unidos, que crecieron 1096%.

Así surge del relevamiento mensual del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), difundido hoy.   

Pese a ello, el incremento más significativo es el de China, que aun con un crecimiento más modesto aportó casi 35.600 toneladas exportadas más. Por su parte, el gigante norteamericano pasó de 1717 toneladas de cortes vacunos importados en 2019 a 20.539 toneladas el año pasado, un salto de casi 19.000 toneladas más.

Es que China hoy representa el 75% de todas las exportaciones cárnicas, aunque hay que recordar que allí se envían los cortes de menor calidad, y por ende, también de menor precio, una posición que el gigante asiático comparte con Rusia. 

Ambos países demandan cortes con hueso, una alternativa que está vedada en mercados sofisticados como los países de la Unión Europea, Estados Unidos e Israel, un mercado que está creciendo fuerte en los últimos tiempos.

Con este cuadro de situación, las exportaciones argentinas de carne totalizaron u$s 2710 millones en 2020, correspondientes a 897.464 toneladas equivalentes res con hueso. Es un avance del 8,5% en el año en términos de volúmenes.

Pero si se observan los valores comercializados, se observa una brusca caída en los precios pactados. Es que en el contexto de la pandemia, el mercado internacional se acomodó a la baja.

Dependiendo de los mercados, en 2020 se pagaron precios que oscilaron entre 10 y 27% menos en promedio, pero en diciembre llegaron a pactarse precios hasta 29,2% menores en Alemania, 31,2% menos en Brasil y 38,2% inferiores en China.

En un mundo que atraviesa la segunda ola de Covid, todavía de impredecible resolución, la demanda busca mejores precios y la competencia se hace difícil. 

En el caso de los países europeos, la paralización del turismo y el impacto en la gastronomía afectaron la demanda, porque los cortes demandados, los de mejor calidad incluida la cuota Hilton (lomo, cuadril, bife angosto) se compran para ser consumidos fuera del hogar y eso hoy está virtualmente parado. Son cortes enfriados sin hueso.   

Hay que destacar, además, que según analistas del sector y fuentes del Consorcio ABC, que nuclea a los principales exportadores de carne, las estimaciones previas al cierre del año ubican el volumen total en torno a las 950.000 toneladas equivalentes res con hueso.

Pero eso se vio afectado por el pobre desempeño de las exportaciones vacunas en diciembre. Según el informe del IPCVA, las exportaciones de carne bovina argentina correspondientes a ese mes totalizaron 70.143 toneladas equivalentes res con hueso, cuando el mes anterior habían sido 94.872 toneladas.

Esto redundó además en un valor exportado en el mes de u$s 197,1 millones, una caída de 44,7% respecto de los u$s 356 millones de diciembre de 2019. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios