Foto de Carrió y Bullrich para apaciguar la interna de Juntos por el Cambio

La presidenta del PRO fue a la casa de Carrió, una señal de deshielo hacia Macri. Aumenta la expectativa de cara al armado de listas y las reglas de juego dentro de la coalición.

El sábado por la tarde Elisa Carrió recibió a Patricia Bullrich en su casa en Exaltación de la Cruz. No es la primera vez que la exdiputada y cuatro veces candidata a presidenta recibe a dirigentes de Juntos por el Cambio allí en los últimos meses. Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal ya lo habían hecho. En este caso, la presencia de la presidenta del PRO tiene otro condimento, ya que ratifica el acercamiento entre Carrió y Mauricio Macri tras algunos cortocircuitos.

La líder de la Coalición Cívica se había distanciado del expresidente en noviembre. Allí había asegurado que no le hablaría más, ya que Macri le había dicho que solo servía "para denunciar". Sin embargo, Carrió recibió a Bullrich, una de las dirigentes más cercanas a Macri dentro de Juntos por el Cambio y faro de los "duros" en la coalición opositora.

El encuentro se extendió por dos horas. Luego, Bullrich contó que dialogaron sobre los valores que comparten "para construir un país en el que el trabajo y la posteridad sean las metas". También resaltaron la defensa de "la educación y la prosperidad, y para trabajar en que estos valores tengan preminencia dentro de Juntos por el Cambio". No es casual la mención a la educación, ya que el retorno de las clases presenciales se transformó en uno de los mayores reclamos opositores.

Este acercamiento se encuentra en línea con la anterior aparición de Carrió. El jueves, en TN, había denunciado un acuerdo entre sectores del Frente de Todos con la pata peronista de Juntos por el Cambio. Según su visión, existe un pacto para que dirigentes peronistas integren listas opositoras, pero que luego respondan al oficialismo. Y puso nombres propios: se trataría de un eventual acuerdo entre Máximo Kirchner -jefe de la bancada del Frente de Todos en Diputados-, Sergio Massa -presidente del cuerpo-, Cristian Ritondo, -líder de la bancada PRO- y Emilio Monzó, antecesor de Massa y representante del sector filoperonista en Juntos por el Cambio.

Monzó se había mostrado activo hace unos meses, cuando se enfrentó a Macri luego de las entrevistas brindadas por el expresidente. Ambos expresaron evaluaciones distintas sobre el paso por el Gobierno, y fue el momento de mayor tensión interna del espacio desde que dejaron la Casa Rosada.

Sin embargo, este sector desistió de abrirse y optó por dar la lucha internamente. Nicolás Massot, aliado histórico de Monzó, salió esta semana a pedir "reglas de juego claras" y más "democracia interna" dentro del espacio. Es que, por el momento, no es claro de qué manera se definirán las listas de este año, tanto para diputados como senadores.

Desde los distintos sectores coinciden en algunas cuestiones. Por ejemplo, que las conversaciones serán por distrito y no habrá un lineamiento nacional. Si bien se buscará acordar y evitar las internas, es posible que se llegue a esa instancia para dirimir las candidaturas, sobre todo en los distritos en los que no hay un liderazgo claro. Es el caso de Entre Ríos, en el que Rogelio Frigerio -cercano a Monzó y Massot- busca fortalecer su instalación, pero el radical Atilio Benedetti quiere hacer valer su espacio.

Otro punto en el que coinciden desde distintos sectores es que las eventuales internas ya no serían necesariamente por partido -PRO, UCR y Coalición Cívica-, sino por otro tipo de afinidades o visiones políticas.

Mientras tanto, se agregó otro dardo interno. En este caso fue Miguel Ángel Pichetto, otro de los dirigentes cercanos a Macri. El excandidato a vicepresidente volvió a demostrar que no tiene demasiados problemas en inmolarse y apuntó a Horacio Rodríguez Larreta, el dirigente con mejor imagen de todo Juntos por el Cambio.

En diálogo con CNN Radio, Pichetto sostuvo que el jefe de gobierno porteño "hace un seguidismo permanente" de las medidas de Alberto Fernández, y criticó que los restaurantes deban cerrar a la 1 de la mañana. Igualmente, lo consideró "un emergente importante" del espacio, aunque rescató que "la figura de Macri se ha repotenciado en este tiempo".

Tags relacionados

Comentarios

  • OV

    oscar Villar

    18/01/21

    Cerdas...cuanto daño han hecho a la democracia

    0
    1
    Responder