Se cumplen 50 años de la pelea que coronó a Monzón campeón del mundo

Cómo la histórica noche del boxeador argentino.

El nocaut de Carlos Monzón a Nino Benevenuti será recordado por siempre como el momento cúlmine del boxeo argentino, dicen los expertos. Monzón llegaba a Roma a disputarle el título al entonces campeón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y del Consejo Mundial de Boxeo (CBM). La oportunidad para Monzón de disputar la doble corona llegó tras largas negociaciones llevadas a cabo por su mánager, Tito Lectoure, que tuvo que convencer a la AMB y al mánager de Benvenuti, Bruno Amaduzzi, de que eligieran al argentino en vez del estadounidense Emile Griffith.

El día del combate, aquel sábado 7 de noviembre de 1970, Monzón debía pelear no solo contra el campeón, sino también contra el dolor casi irremediable que sentía en los puños, fruto de problemas óseos causados por la malnutrición infantil. Aquel día, por intermedio técnico de fútbol argentino Juan Carlos Lorenzo, quien dirigía entonces al equipo romano de la Lazio, dos médicos acudieron al hotel donde se alojaba Monzón y lo infiltraron en los puños para que el argentino pudiera resistir el dolor de los golpes. La pelea no se decidió hasta el round 12. A esa altura todo indicaba que el argentino sería derrotado por puntos. Sin embargo, cuando iban 1:57 del asalto, Monzón arrinconó a su rival y logró conectar un duro golpe de derecha que tumbó a Benvenuti. El italiano no se repuso y Monzón se quedó con el combate y se coronó campeón mundial de peso mediano.

La pelea no se decidió hasta el round 12. A esa altura todo indicaba que el argentino sería derrotado por puntos. Sin embargo, cuando iban 1:57 del asalto, Monzón arrinconó a su rival y logró conectar un duro golpe de derecha que tumbó a Benvenuti. El italiano no se repuso y Monzón se quedó con el combate y se coronó campeón mundial de peso mediano.

Tras aquella pelea, Monzón defendió el título en 14 oportunidades. Una de ellas fue la revancha contra Benvenuti, el 8 de mayo de 1971. Esta vez el argentino solo necesitó tres rounds para ganar. Fue el último combate de Benvenuti.

Por su parte, Monzón se retiró como campeón en 1977, tras retener el título en nueve ocasiones y con 100 peleas como boxeador profesional. Benvenuti y Monzón mantuvieron buenas relaciones luego de aquellos combates. Incluso, el italiano visitó a Monzón en prisión, cuando el boxeador argentino cumplía condena por el homicidio de su expareja Alicia Muñiz, el 14 de febrero de 1988.

Monzón murió el 8 de enero de 1995, en un accidente automovilístico durante una salida transitoria de prisión.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios