Vinculan al vicepresidente de AFA con la reventa de entradas del Mundial

Dos hinchas argentinos -que declararon en una comisaría- indicaron que le compraron sus tickets a Luis Segura, el dos de Grondona y presidente de Argentinos Juniors, aunque mencionaron que no pagaron un sobreprecio al oficial.

El escándalo por la reventa de entradas en el Mundial llegó esta vez hasta el vicepresidente de AFA, Luis Segura, quien quedó vinculado a la investigación que lleva adelante la policía brasileña debido al testimonio de dos hinchas que fueron detenidos con tickets durante la final de la Copa.

Según consigna la agencia Noticias Argentinas, los hinchas que habían adquirido los tickets son Demián Eliel Tujsnaider y Darío Javier Rosenzvit, quienes declararon que le compraron las entradas a Luis Segura, aunque mencionaron que no pagaron un sobreprecio al oficial indicado por FIFA. 

Los “hinchas” no son simples hinchas. Tujsnaider es, desde 2011, funcionario de la Dirección General de Rentas del gobierno porteño. En tanto, Rosenzvit, es titular de la empresa Impresora de Valores (IVISA), que en su época compitió con Boldt y Ciccone en la impresión de cheques y que luego viró al rubro de los casinos y la administración de tragamonedas. 

El periodista deportivo y productor de TyC Germán García compartió en su cuenta de Twitter la declaración de uno de ellos, en la que consta que efectivamente los tickets fueron adquiridos al vicepresidente de AFA.

Esta es la otra declaración del hincha argentino que reconoce haberle comprado las entradas de reventa a Luis Segura. pic.twitter.com/0XcpZEA5QA

— German Garcia (@GermanDeportes) julio 14, 2014

 

La transacción entre Segura y los hinchas argentinos se habría producido en el hotel Radisson de Barra da Tijuca, en Río de Janeiro, lugar en el que la Selección concentró antes de la final frente a Alemania, de acuerdo a lo que consta en la investigación iniciada por la subsecretaria de Inteligência do Rio e da Delegacia de Represso a Crimes Organizados (Draco).

El portal brasileño de ESPN consignó que esta misma situación se repitió en cada una de las sedes en las que Argentina jugó los partidos del mundial.

La principal sospecha es que las entradas que la AFA recibía por protocolo para los integrantes de sus distintas federaciones eran revendidas a estos hinchas “exclusivos” en precios superiores al oficial.

En el video que tiene como prueba la Subsecretaría de Inteligencia de Río, se ve al gerente de Selecciones nacional Omar Pouso recibir dólares a cambio de entradas para el partido.

Las imágenes corresponden a la previa del encuentro entre la Selección y Bélgica, en Brasilia, por los cuartos de final del Mundial.

En el Radisson de Río de Janeiro, la situación se repitió pero con Alberto Capuchetti, ex militar y jefe de Seguridad de la delegación, y quien tenía a su cargo la organización de la reventa. 

Otro nombre envuelto en este escándalo es el de Emilio Vázquez, contador de la AFA, quien era una de las personas que los hinchas buscaban permanentemente para conseguir tickets.

El escándalo por la reventa no solamente envuelve a dirigentes del fútbol argentino, sino que ya cuenta con detenidos vinculados a altos directivos de la FIFA.

Tags relacionados