Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Seducir a un público de calidad que quiere crecer, el desafío

Pese a ser un deporte considerado de 'elite', cada vez surgen más propuestas y programas que despiertan el interés de una audiencia más masiva y la invita a participar. Los casos en la Argentina.

Que un deporte sea exclusivo no significa que sea restrictivo. Los referentes del polo, con nombres como Cambiaso o Pieres a la cabeza, quieren abrir las puertas a los amantes -o aficionados, como lo diría Ernest Hemingway- de este deporte. En los últimos años surgieron varias iniciativas para despertar el interés del público y, por qué no, la participación en torneos y partidos amateurs.
Una de las empresas pioneras en busca de "masificar" el polo fue Argentina Polo Day. Fundada en 2009 por Rubén Jabib, un jugador de experiencia internacional, apareció como propuesta para promover el polo argentino a todos los niveles en cualquier momento del año, y para que aquellos que visiten el país puedan vivir la experiencia de aprender y jugar al polo, aun por primera vez. Hoy la compañía, además de tener a cargo 250 caballos de polo, coordina las actividades de El Camino Polo Club y La Carona Polo Club, donde los jugadores de polo local e internacional aprenden, entrenan y compiten en torneos.

Cambio de paradigma

Tradicionalmente, en la Argentina, los polistas amateurs o de poco handicap jugaban solamente los cuatro meses de temporada alta entre septiembre y diciembre, mientras que el resto del año no competían. Ante esto, y a diferencia de los jugadores de alto handicap que durante la temporada baja son contratados en el exterior, Argentina Polo Day surgió con el objetivo de expandir la práctica del deporte: "Es la primera empresa de polo desde el deporte y desde las experiencias. Se buscó esta manera de jugar al polo. Se amplió el juego así nuestros polistas puedan jugar al polo todo el año", afirma a El Cronista el propio Jabib que, además, cuenta que organizan "250 partidos antes de temporada alta y, por año, aproximadamente 240".
Este cambio produjo una mayor participación e inclinación al deporte que trajo nuevas modificaciones para expandirlo. Una de ellas fue la accesibilidad y la extensión de las modalidades de la membresía que además de hacerse mensual, puede realizarse también anual, semanal o cuando se juega, como puede ser en los campos de polo de Argentina Polo Day y distintas estancias, como en Puesto viejo Estancia & Polo Club.
La ola de expansión también trae como consecuencia la organización de eventos y torneos para todo el año. Un ejemplo es la Estancia de Puesto Viejo que, conforme a las palabras de su responsable de Marketing, Susi Labaronnie, organiza "12 torneos anuales de seis a 12 goles en los que participan socios del club y jugadores externos y no es necesario ser socio para participar de los torneos o prácticas". Entre los torneos más importantes, la estancia realiza la Copa Cañuelas Puesto Viejo, "un torneo de 8 goles cuya final se juega en la cancha 1 de Palermo, la Catedral del polo, cuyas entradas a todos nuestros torneos son libres y gratuitas", según confirma Labaronnie al diario.

Los particulares

No solo son los campos de polo o las estancias son las que proponen la difusión del deporte. También, hay particulares que, desde su lugar, aportan lo suyo. Un caso puede ser el de Marcial Socas, hermanastro (misma madre, distinto padre) de Adolfo Cambiaso. Habiendo iniciado la actividad desde muy temprana edad, comenzó desde la estancia La Martina, una escuela junto con Adolfo Cambiaso (padre), su madre y sus hermanos. Comenzando con clientes extranjeros se fueron expandiendo poco a poco por el público argentino.
"Los clientes fueron muchos y de todos lados. Los nacionales son mujeres y hombres, de 10 años a 65 de edad, que se sientan seguros sobre un caballo", cuenta a El Cronista Socas que, además de haber sido jugador profesional, es referí oficial de la AAP y se dedica a vender caballos.
Sobre la actualidad del polo y el interés por parte del público, Socas sostiene que "masificar" el polo es "difícil, ya que es un deporte caro y se necesitan mucho equipamiento y transporte, que hace que el costo sea una limitante". Pero, por otra parte, el ex jugador que también hace de consultor "para crear clubes en lugares donde no hay o es muy chico el polo", comparte que, en la Argentina, el polo "está creciendo mucho en chicos y mujeres. Hay torneos por todos lados en la temporada y al crecer, hay más gente que conoce y crece el interés en el deporte".
Mariano Ylarri

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar