Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Procesaron a Passarella por estafa y venta ilegal de entradas

Ocurrió cuando el excapitán de la Selección Argentina fue presidente de River. Ahora deberá probar que la sospecha de la Justicia es infundada.

Procesaron a Passarella por estafa y venta ilegal de entradas

El expresidente de River Plate Daniel Passarella fue procesado por el delito de estafa en la causa que investiga presuntas irregularidades en la venta de entradas para partidos de fútbol con el supuesto objetivo de financiar a barrabravas del conjunto millonario.

Pasarrella deberá probar ahora que es infundada la sospecha de la Justicia sobre su participación en la reventa de entradas durante su gestión al frente del club ‘Millonario’.

El 15 de diciembre pasado, el excapitán de la Selección Argentina en la Copa del Mundo Argentina 1978 había sido citado a prestar declaración indagatoria en esta causa, a raíz de una orden elevada por el juez de instrucción Fernando Caunedo, quien había convocado al exfutbolista para el 30 de marzo.

Para antes de esa fecha y a partir de la reanudación de la actividad judicial en febrero de 2016, fueron citados además directivos y allegados a las autoridades de River.

Entre los mencionados en la causa por el presunto delito de fraude figuraron también Diego Turnes, Eduardo Rabufetti, Daniel Mancusi, Gustavo Poggi, Nicolás Alonso, Esteban García, Diego Rodríguez, Hugo Carreras y Daniel Bravo.

También los sindicados “barrabravas” Martín Araujo, Guillermo Godoy, Matías Goñi, José Uequin, Andrés Montinero, Alejandro Hayet, Alejandro Rivaud, Miguel Ángel Sturla, Miguel Ángel Castro, Marcos Pascual Valenzuela y Hernán Javier García.

La causa se inició por una denuncia sobre supuestos ilícitos con la “reventa” de entradas.

La imputación encuadra en el artículo 173 del Código Penal, con pena de hasta seis años de prisión para quien “teniendo a su cargo el manejo, la administración o el cuidado de bienes o intereses pecuniarios ajenos, y con el fin de procurar para sí o para un tercero un lucro indebido o para causar daño, perjudicare los intereses confiados u obligare abusivamente al titular de éstos”.

La investigación surgió a raíz que un socio abonado a la platea San Martín Media radicó una denuncia, luego de ir a presenciar un encuentro cuando River militaba en el Nacional B junto a su novia.

Sin embargo, cuando arribó a sus asientos asignados estos ya estaban siendo utilizados por una persona que les confirmó haber comprado el ticket en la reventa.

El hincha afectado pidió explicaciones a las autoridades de River y ante el maltrato recibido decidió elevar la denuncia.