U$D

DOMINGO 26/05/2019

Mundial 2018: radiografía de Nueva Zelanda, el rival de Sudamérica en el repechaje

Mundial 2018: radiografía de Nueva Zelanda, el rival de Sudamérica en el repechaje

La decisión de la selección de Australia de tratar de asegurarse un lugar en el Mundial de Rusia 2018 disputando la eliminatoria de Asia le allanó en buena medida a Nueva Zelanda -ubicada en la posición número 123 del ránking FIFA- la posibilidad de adjudicarse el torneo clasificatorio de Oceanía, que aún no otorga una plaza directa al mundial sino un solo lugar en uno de los dos repechajes.

Por tal motivo, Nueva Zelanda deberá de imponerse en una eliminatoria de dos partidos ante el combinado que finalice en la quinta posición de la Eliminatoria Sudamericana para recién ahí asegurarse un lugar en la cita mundialista del próximo año.

Luego del decepcionante empate 1 a 1 ante Venezuela, la Selección argentina continúa en zona de repesca, por lo que aún es uno de los candidatos a viajar a la tierra de los All Blacks para jugar el partido de ida el próximo 6 de noviembre. La vuelta será el 14 en Sudamérica

Más allá del  mérito deportivo del conjunto neozelandés, dirigido desde hace más de tres años por el director técnico estadounidense Anthony Hudson, el valor de mercado del plantel asciende apenas a 12.911.500 dólares. Como comparación, es un poco menos de lo que vale el plantel de Banfield o de lo que costó el pase de Lucas Alario, el delantero de River que pasó al Bayern 04 Leverkusen.

¿Cómo está integrado el plantel?

La mayoría de los futbolistas de Nueva Zelanda juega en la liga de su país, considerada de tercer nivel.

De la última convocatoria para asegurarse el repechaje, se destacó el nombre del atacante Chris Wood (u$s 7.140.000, según el sitio Transfermarket), de 25 años, actualmente en el Burnley, uno de los equipos más modestos de la primera división de la liga de Inglaterra (Premier League). 

En tanto, el defensor Sam Brotherton (u$s 238.000) y el mediocampista ofensivo Monty Patterson (u$s 59.500), ambos de 20, se desempeñan en Sunderland e Ipswich, de la segunda división de Inglaterra.

Otros tres futbolistas juegan en la Major League Soccer (MLS) de los Estados Unidos. Ellos son los defensores Michael Boxall, de 29, de Minessota United (u$s 535.500); James Musa, de 25, de Sporting Kansas City (u$s 327.250); y Kip Colvey, de 23, (u$s 535.500), de San José Earthquakes.

Además, otros tres futbolistas juegan en clubes de Canadá: el arquero Stefan Marinovic, de 25 años, (u$s 208250), en el Vancouver Whitecaps, que participa de la MLS. En tanto, el defensor Deklan Wynne, de 22, (u$s 297.500), y el delantero Myer Bevan, de 20, (u$s 89.250) se desempeñan en Vancouver Whitecaps 2, que milita en la USL Pro, la tercer liga de fútbol más importante de los Estados Unidos.

Asimismo, el defensor central griego nacionalizado neozelandés Themistoklis Tzimopoulos, de 31, (u$s 833.000), juega en el PAS Giannina, de la primera división de Grecia; y el  mediocampista Ryan Thomas, de 22, (u$s 1.487.500), de PEC Zwolle, de la primera división de Holanda.

¿Cómo fue el arribo de Nueva Zelanda al repechaje?

A lo largo de la campaña clasificatoria, el equipo dirigido por Hudson disputó seis partidos, con cuatro triunfos y dos empates (Nueva Caledonia y ante Islas Salomón, ambos como visitante), con 14 tantos a favor y 3 en contra.

En la serie final, Nueva Zelanda superó por un marcador global de 8-3 a su par de Islas Salomón (goleó por 6-1 en el partido de ida, en Auckland, y empató 2-2 en la vuelta, como visitante).

Hasta hoy, Nueva Zelanda solo estuvo presente en los mundiales de España 1982 y Sudáfrica 2010.

Así fue la campaña para conseguir un puesto en el repechaje:

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping