Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los entrenadores de Rusia 2018: las historias de los argentinos del récord

Cinco de los 32 directores técnicos que estarán en el Mundial nacieron en Argentina. Es la máxima cifra de seleccionadores del mismo país en una misma competencia máxima.

Los entrenadores de Rusia 2018: las historias de los argentinos del récord

Argentina romperá un nuevo récord en Rusia 2018: cinco de los 32 entrenadores que estarán presentes en Rusia nacieron dentro de los límites de su territorio: Jorge Sampaoli (que dirige la selección nacional), Juan Antonio Pizzi (al mando de Arabia Saudita), José Pekerman (a cargo de Colombia), Héctor Cúper (al frente de Egipto) y Ricardo Gareca (con las riendas de Perú).

Sampaoli

Nació en 1960 en la ciudad santafesina de Casilda y este será el segundo mundial en el que participará, luego de haber comandado a Chile, en Brasil 2014. Entre 1994 y 2001 dirigió a varios equipos regionales de su pueblo natal, hasta que desembarcó en el fútbol peruano. Estuvo al frente de Juan Aurich, Sport Boys, Coronel Bolognesi y Sporting Cristal. En 2007 desembarcó en O'Higgins de Chile, donde se mantuvo hasta 2009.

En 2010 consiguió un nuevo salto en su carrera al llegar a Emelec, donde salió campeón de una copa nacional y de la liga ecuatoriana. Los logros llamaron la atención de la Universidad de Chile, que lo contrató a comienzos de 2011. Con un juego realmente vistoso, al mando del gigante trasandino obtuvo tres torneos locales de forma consecutiva y ganó la Copa Sudamericana, primer título internacional de la historia del club y el cuarto para los equipos de la liga chilena.

Sampaoli ganó la Copa América 2015 con la selección de Chile.

A fines de 2012, Sampaoli acordó su llegada a la Selección de Chile en reemplazo de Claudio Borghi, que no había podido mantener los buenos resultados que el combinado trasandino había logrado en la era Bielsa. El casildense comandó a Chile en el mundial de Brasil, donde superó un grupo muy complicado que lideró Holanda y en el que pereció España, defensor del título, y cayó por penales a manos de la selección 'Verdeamarelha', otro de los favoritos. Al año siguiente ganó la Copa América disputada justamente en Chile al superar por penales a la Argentina de Gerardo Martino, tras un parejo 0 a 0.

A mediados de 2016 Sampaoli llegó a un acuerdo con el Sevilla de España, donde estuvo sólo un año con discretos resultados. Con la traumática salida de Edgardo Bauza de la Selección Argentina, la AFA se contactó con el casildense y lo contrató hasta el mundial de 2022. El combinado nacional logró enderezar una eliminatoria que se había complicado y obtuvo en el último partido el boleto a Rusia.

Pekerman

Comenzó como entrenador de inferiores en Argentinos Juniors y Colo Colo a comienzos de los '90, hasta que en 1994 fue contratado para dirigir las selecciones juveniles argentinas sub 17 y sub 20. Con esta última consiguió los mundiales de Qatar 1995, Malasia 1997 y Argentina 2001, títulos a los que adosó la formación de jóvenes promesas que a la postre llegarían a jugar en grandes equipos de Europa.

A comienzos de 2004 tuvo un breve paso por el Leganés de la segunda división española, en un proyecto encabezado por el empresario Daniel Grinbank que apenas duró una temporada y contó con 17 jugadores argentinos.

Fue contratado por la AFA para conducir la Selección Nacional en septiembre de 2004, luego de la renuncia de Marcelo Bielsa tras obtener la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Pekerman mantuvo el buen nivel del equipo y consiguió clasificar al Mundial de Alemania 2006 con facilidad. En la máxima competencia finalizó como líder de un grupo que parecía complicado. En octavos de final superó a México en tiempo extra, pero después perdió con Alemania por penales, tras igualar 1 a 1. Luego de la eliminación, renunció, pese a la insistencia de la AFA para continúe.

A mediados de 2007 llegó al Toluca mexicano, en reemplazo de Américo Gallego, club que abandonó por "problemas familiares" un año después. Volvió al ruedo ocho meses más tarde, cuando se hizo cargo de Tigres, también del país azteca. Pese a salvarse del descenso, los resultados no fueron buenos y terminó yéndose en mayo de 2009.

Pekerman llevó las riendas de Argentina en Alemania 2006.

Estuvo dos años y medio sin dirigir, hasta que la Federación Colombiana de Fútbol le ofreció tomar las riendas de la selección cafetera a comienzos de 2012. Pekerman aprovechó la gran generación de futbolistas que tuvo a disposición y logró clasificar a Colombia por primera vez a un Mundial desde Francia 1998. Gracias a los resultados previos, fue considerada por la FIFA como cabeza de su grupo, el cual atravesó con comodidad. En octavos de final eliminó a Uruguay con firmeza, pero en cuartos de final cayó frente a Brasil.

En las ediciones de Copa América 2015 y 2016 Colombia quedó eliminada en cuartos de final y en semifinales, respectivamente, y tuvo dificultades para llegar a Rusia 2018 al final de la eliminatoria. No obstante, sus números al frente de la selección cafetera son alentadores: ostenta 37 triunfos, 15 empates y 13 derrotas en 65 partidos.

Pizzi

Nacido en 1968, es uno de los entrenadores más jóvenes que tendrá la competencia. Su primera experiencia como entrenador fue en Colón en el Clausura 2005, como ayudante del peruano José Del Solar, pero el ciclo duraría sólo tres partidos, todas derrotas. Al año siguiente dirigió Universidad San Martín de Porres, de Perú, donde no llegó a completar la temporada. Volvería a trabajar a mediados de 2009 en Chile, cuando fue contratado por Santiago Morning. Allí tuvo una buena campaña y llamó la atención de la Universidad Católica de ese país un año después. Se mantuvo dos años al frente de los "Cruzados" y obtuvo un campeonato local.

En julio de 2011 asumió en Rosario Central, que luchaba por el ascenso tras una temporada en la B Nacional. Pese a que fue uno de los animadores del campeonato, el Canalla terminó cuarto y tuvo que disputar la promoción. No pudo con San Martín de San Juan tras empatar los dos partidos (había ventaja deportiva para el equipo de Primera División) y Pizzi dejó su cargo. En octubre de 2012 fue contratado por San Lorenzo, que también había jugado la promoción, y logró revertir el mal rendimiento del equipo en el Torneo Inicial de ese año. En el primer semestre de 2013 cumpliría nuevamente una buena campaña y lograría la obtención del campeonato en la segunda mitad de ese año.

Pizzi buscará insertar a Arabia Saudita en octavos de final y emular la hazaña de EE.UU. 1994.

Luego del título, fue contratado por el Valencia español, que llevaba una mala primera mitad de temporada. Pizzi logró mejorar el rendimiento del equipo, pero no alcanzó para clasificarse a las copas europeas ni para convencer al nuevo dueño del conjunto español, que lo despidió en julio de 2014 debido a que tenía a otro entrenador en mente.

No se pondría el buzo de entrenador hasta comienzos de 2016, cuando fue llamado por la selección chilena para suceder a Sampaoli. Pese a resultados dispares, ganó la Copa América Centenario 2016 al derrotar por penales a la Argentina y fue subcampeón de la Copa Confederaciones 2017. No obstante, no clasificó al Mundial de Rusia y fue apartado de su cargo, con 13 victorias, 7 empates y 12 derrotas. Pero Pizzi estará en la máxima competencia: en noviembre tomó el mando de la ya clasificada Arabia Saudita.

Gareca

El entrenador de la selección de Perú comenzó su carrera fuera de la cancha al mando de San Martín de Tucumán en 1995 y luego pasó a Talleres de Córdoba, donde en la temporada 1996-1997 consiguió el ascenso a Primera y captó la atención de Independiente, donde no obtuvo buenos resultados. Volvió al conjunto cordobés, donde ganó la Copa Conmebol de 1999. En el año 2000 fue contratado por Colón, pero se marchó por malos resultados y regresó nuevamente a Talleres, donde permaneció hasta 2001.

Gareca volvió al ruedo con Argentinos Juniors en la temporada 2003-2004. En 2005 tuvo su primera experiencia internacional en América de Cali, pero tuvo que renunciar a pesar a los buenos resultados. Permaneció en Colombia, esta vez al mando de Independiente de Santa Fe en 2006, con resultados discretos. En 2007 arribó a Perú para dirigir a Universitario, donde salió campeón del torneo doméstico.

Gareca devolvió a Perú a un Mundial después de 36 años.

En 2009 llegó a Vélez Sarsfield, club donde obtuvo sus logros más importantes como entrenador. Entre 2009 y 2013 consiguió tres títulos locales y auspiciosos resultados en las sucesivas ediciones de Copa Libertadores. En 2013 se marchó a Palmeiras donde duró unas pocas fechas debido a los malos resultados.

En 2015 Gareca fue contratado para dirigir la selección de Perú, con la cual salió en tercer lugar en la Copa América 2015 y quedó eliminado en cuartos de final de la edición de 2016. Pero su mayor logro fue la clasificación al Mundial a través del repechaje frente a Nueza Zelanda.

Cúper

Nacido en 1955, será uno de los entrenadores más veteranos de Rusia 2018. Comenzó su carrera como director técnico a cargo de Huracán, donde se retiró como futbolista, en 1993. Salió segundo en el Clausura '94 tras pelear mano a mano con Independiente hasta la última fecha. En 1995 pasó a Lanús, donde consiguió la Copa Conmebol 1996, primer galardón internacional para el Granate.

Estos buenos primeros pasos lo catapultaron al Mallorca español. Allí obtuvo la Supercopa de España con un modesto plantel y, tras dos buenas temporadas, sería contratado por el Valencia. En el equipo "che" ganó nuevamente la Supercopa doméstica. Es recordado por haber llevado al club a dos finales consecutivas de Champions League, perdidas en el año 2000 frente al Real Madrid y en 2001 a manos del Bayern Munich por penales.

Cúper, el responsable de que Egipto volviera a una cita mundialista después de 28 años (FIFA).

Luego del segundo subcampeonato europeo llegó al Inter de Italia, donde también alcanzó instancias decisivas en Champions League al perder ajustadamente en semifinales frente al Milan campeón. Luego volvió al Mallorca, donde estuvo dos temporadas y clasificó a copas europeas menores, y pasó al Betis, con pobres resultados. Regresó al fútbol italiano al asumir en Parma en 2008, equipo que no pasaba por su mejor momento.

Cúper terminó alejándose de las primeras planas de Europa al convertirse en el seleccionador de Georgia en 2008 y pasos por el Aris Salónica griego, Racing de Santander español, Orduspor turco y Al Wasl de Emiratos Árabes Unidos. En 2015 asumió la dirección técnica de la selección egipcia, donde salió subcampeón de la Copa África en 2017 y clasificó a Rusia 2018.

Letra chica

La marca en este rubro la ostentaban Brasil y Alemania. En el Mundial 2006 cuatro brasileños dirigieron distintas selecciones: Carlos Alberto Parreira (que dirigió la 'verdeamarelha'), Marcos Paquetá (Arabia Saudita), Zico (Japón) y Luis Felipe Scolari (Portugal). La marca argentina apenas igualaría a la del país vecino si se contabiliza a Alexandre Guimaraes, brasileño que a los 14 años se nacionalizó costarricense, que condujo al combinado centroamericano en aquella competición.

En la edición de Brasil 2014, también fueron cuatro los alemanes que estuvieron al frente de diferentes selecciones. Además de Low, el DT campeón con la selección germana, participaron Otmar Hitzfeld (Suiza), Volker Finke (Camerún) y Jurgen Klinsmann (Estados Unidos). El alemán Niko Kovac se nacionalizó croata -aunque hizo toda su carrera futbolística en Alemania- y en aquella competencia dirigió a la selección de los Balcanes.

Por otro lado, los entrenadores argentinos no alcanzan a romper la marca de proporción de seleccionadores del mismo país dentro de la competición. Es que en Chile 1962 participaron 16 selecciones y tres fueron comandadas por... argentinos: Juan Carlos Lorenzo (la selección nacional), Helenio Herrera (España) y Adolfo Pedernera (Colombia). En aquella edición la proporción fue de un entrenador argentino cada seis, mientras que en Rusia 2018 será de un argentino cada 6,4 seleccionadores.