Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los cinco argentinos que ganaron un mundial con la camiseta de otro país (vienes)

Cinco argentinos fueron campeones del mundo con la camiseta de otros países. Un recorrido por la inolvidable experiencia de cada uno. Además, un listado de más de 20 futbolistas que disputaron un mundial jugando para otra selección.

Los argentinos campeones en 1934, Trezeguet y Camoranesi.

Los argentinos campeones en 1934, Trezeguet y Camoranesi.

Además de los 43 jugadores que ganaron los mundiales con la Selección Argentina de 1978 y 1986, otros cinco argentinos lograron levantar el máximo trofeo del fútbol, pero con la camiseta de otros países. A horas del comienzo de Rusia 2018, un repaso de los campeones nacionalizados y un listado con todos los argentinos que jugaron un mundial con los colores de otra selección.

Monti-Orsi-Guaita y el éxito con la Azzurra

Luis Monti, Raimundo Orsi y Enrique Guaita ganaron el Mundial 1934 jugando para Italia, a pesar de haber nacido en Argentina. 

El caso más extraño es el de Monti, que había salido subcampeón para la Argentina en la edición de 1930 llevada a cabo en Uruguay. En la década del '20, todavía en el amateurismo jugó en Huracán y en Boca, pero fue en San Lorenzo donde alcanzó el estrellato. Luego de jugar la primera copa del mundo (donde anotó dos goles), fue transferido a la Juventus, donde jugó hasta 1939 y logró llegar a la selección italiana, con la que alzó el máximo trofeo. En su segundo mundial, no anotó goles.

Orsi, otra de las estrellas del amateurismo tardío del fútbol argentino, brilló en el Independiente de la "delantera endiablada" que le terminó dando el apodo de "el Diablo". En 1928 logró el salto al fútbol italiano, a la Juventus. Si bien había jugado un puñado de partidos con la camiseta albiceleste, a sus 33 años fue convocado por el entrenador de la selección italiana de entonces, Vittorio Pozzo, y logró la gloria. Luego volvió al fútbol argentino y jugó en Boca, Platense y Almagro. 

Guaita debutó en 1931 en Estudiantes de La Plata y a los dos años fue adquirido por la Roma. En 1934 Pozzo lo convocó para disputar el mundial en el que se terminaría consagrando campeón. Al año siguiente volvió a la Argentina a jugar en Racing y fue convocado por la selección albiceleste, con la que ganó la Copa América de 1937. Terminó su carrera donde comenzó, en Estudiantes, a los 29 años.

Trezeguet, el héroe franco-argentino

Campeón mundial en 1998 con la selección francesa, fue uno de los delanteros top de la década de los 2000. Si bien nació en tierras galas, vivió desde niño en Argentina e hizo sus categorías formativas en Platense, entonces en Primera. En 1994, a los 16 años, debutó en el primer equipo del Calamar en el Clausura de ese año. Disputó un puñado de partidos en el torneo siguiente, sin resaltar, hasta que consiguió una oportunidad en el Mónaco de Francia donde se ganó un lugar.

Henry y Trezeguet, una dupla que marcó una era (FIFA).

Sus grandes actuaciones lo catapultaron a la selección sub 20 de Francia para el mundial juvenil de Malasia 1997. Al año siguiente, el director técnico de la mayor, Aimé Jaquet, lo convocó para el Mundial de 1998, en el que se consagró campeón, con seis partidos jugados y un gol a Arabia Saudita. Al año siguiente fue comprado por la Juventus de Italia.

En la Eurocopa 2000 fue uno de los jugadores clave de la conquista del equipo galo. Anotó dos tantos, entre ellos el gol de oro que definió la final contra Italia. Su carrera en la selección mayor continuó en el Mundial 2002 y en la Eurocopa 2004, competencias en las que Francia tuvo magras actuaciones.

En el Mundial de 2006 aportó tres goles para que el equipo galo llegara a la final, en la que cayó por penales contra Italia. Luego de ese torneo, no volvería a ser convocado, tras dejar un saldo de 34 goles en 71 presencias.

No obstante, se daría el gusto de reivindicar su discreto pasaje por el fútbol argentino: a principios de 2012 llegó a River, club del que declaró ser hincha, y contribuyó al regreso a Primera División. Ya en la máxima categoría, estuvo una temporada en el "Millonario" y luego pasó a Newell's, donde jugó otro año. En total, hizo 28 goles en 68 partidos en su regreso al fútbol argentino.

Camoranesi y los laureles con la Nazionale

La selección de Lippi, a puro festejo en 2006 (FIFA).

Ocho años después de consolidación de Trezeguet en el salón de la fama, otro argentino repetiría la hazaña, pero con la selección italiana. El tandilense Mauro Camoranesi defendió en Argentina las camisetas de Aldosivi de Mar del Plata y de Banfield, además de tener pasos por México y Uruguay.

En el año 2000, dio el salto al fútbol italiano donde desarrollaría la mejor parte de su carrera. Primero en el Hellas Verona, donde a fuerza de grandes actuaciones llamó la atención de la Juventus, donde curiosamente ya jugaba el consagrado Trezeguet. 

Lejos de la órbita de la selección argentina, fue escogido por el entrenador de la Azzurra, Marcello Lippi, en 2003. Fue parte del plantel que ganó el Mundial de Alemania 2006, pico en su carrera.

Tras un breve paso por el fútbol alemán, Camoranesi tuvo su revancha en el fútbol de su Argentina natal entre 2011 y 2013, primero en Lanús y luego en Racing. Acumuló 70 partidos y cuatro goles.  

Otros argentinos que jugaron un mundial para otra selección

Omar Sívori: 1962 (Italia)
Jorge Amado Nunes: 1986 (Paraguay)
Carlos Trucco: 1994 (Bolivia)
Luis Cristaldo: 1994 (Bolivia)
Gustavo Quinteros: 1994 (Bolivia)
Roberto Acuña: 1998; 2002 y 2006 (Paraguay)
Ricardo Rojas: 1998 (Paraguay)
César Ramírez: 1998 (Paraguay)
Pablo Mastroeni: 2002 y 2006 (Estados Unidos)
Mariano Pernía: 2006 (España)
Guillermo Franco: 2006 y 2010 (México)
Jonathan Santana: 2010 (Paraguay)
Matías Fernández: 2010 (Chile)
Néstor Ortigoza: 2010 (Paraguay)
Lucas Barrios: 2010 (Paraguay)
Fernando Muslera: 2010; 2014 y 2018 (Uruguay)
Gabriel Paletta: 2014 (Italia)