Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La Selección podría perder más deu$s 1000 millones por la ida de Messi

La renuncia del crack no solo traerá caos futbolístico para la Selección, también complicará sus ingresos, ya que el jugador es el principal atractivo de las marcas

La Selección podría perder más deu$s 1000 millones por la ida de Messi

La derrota ante Chile desató una crisis imprevista en la selección argentina con la renuncia de Lionel Messi, que además del perjuicio en lo futbolístico, va a tener serias consecuencias para la AFA en el aspecto económico.
En primera instancia, el valor del equipo sin Messi se reduce notablemente: de 512 millones de euros a 392 millones, teniendo en cuenta que para el sitio especializado Transfermarkt, el delantero vale 120 millones de euros. De esta forma, el combinado nacional estaría bajando del podio de las selecciones más caras, donde ocupaba el tercer puesto, por debajo de España (592) y Alemania (580), hasta el sexto puesto, detrás de Francia (487) y Bélgica (468).


Quizás este ranking no sería importante sino fuera por lo que significa. Muchos de los contratos publicitarios se consiguieron gracias a la presencia de Messi y con su salida los valores descenderían. "Por el crack rosarino se generan un 65% más de ingresos en la Selección. Messi representa el 57% promedio ponderado de los ingresos del conjunto argentino", señala un informe de Euromericas Sport Marketing, el cual estima que las pérdidas en promedio podrían ascender hasta los u$s 1200 millones en los próximos dos años, es decir hasta el Mundial de Rusia 2018.


En el análisis, titulado "Messi y la economía de la selección Argentina", también se señala que hay un punto de riesgo en la AFA, un efecto dominó sobre el prestigio, seguridad y calidad ante los patrocinadores. "En el año 2006, cuando Messi era uno más, el cachet de la Argentina para un amistoso era de u$s 280 mil. Hoy, se cobra entre 3 y 5 millones. Si nos imaginamos una selección sin Messi, los clásicos con equipos de primer nivel como Inglaterra, Italia, Brasil, Francia u Holanda continuarían siendo eventos ‘sold out’, y hasta agradecerían que no jugara para tener más posibilidades de ganar. Pero en el caso de las otras selecciones, sin dudas el valor atractivo y de venta del evento gira en torno a Leo. Desde lugares remotos como India o China piden partidos con la selección con Messi en la cancha", explica el experto Gerardo Molina.


El estudio indica además que el nivel de ventas de entradas vendidas con el astro confirmado para un encuentro eleva un 44% la demanda y el aumento en el dinero que se recibe es del 72%, en el marco de una agenda que en los últimos 5 años prácticamente no tuve espacios para los pedidos de muchos de los países que querían ver jugar al mejor jugador del mundo.


Por otra parte, para Sebastian Rubio, director de la agencia ZSports, excepto en el caso claro de Adidas, otros auspiciantes de la selección no se verían tan perjudicados porque su objetivo no está condicionado a una venta directa o indirecta, sino a una asociación de RSE o imagen de marca. Situación que no ocurre con la firma de indumentaria alemana, ya que según Rubio, entre 65% y 70% de las camisetas que vende de Argentina son de Messi.