Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La NBA ingresa en instancias finales con partidos que pueden dejar u$s 10 millones de taquilla

La liga de básquet profesional de los EE.UU. arrancó ayer los choques de semifinales. Los números que manejan las franquicias son impactantes

La NBA ingresa en instancias finales con partidos que pueden dejar u$s 10 millones de taquilla

El momento de la verdad ha llegado en la NBA. Tras más de medio año de liga regular, Playoffs, y ya arrancando las Semifinales (los Spurs de Ginobili juegan mañana su segundo partido con Houston), de poco le servirá a un equipo haber realizado una temporada excelente si su rendimiento en instancias decisivas está por debajo del esperado.

Ahora, la faceta deportiva sobresale por encima de la económica, pero esta última presenta detalles que sirven para resaltar la meritoria gestión que pueden haber llevado a cabo algunos equipos para llegar a estas alturas del año o para percatarse de la presión que tienen otros para salir victoriosos en las finales del mes de junio, dado los elevados gastos que han afrontado.

En este sentido hay que tener en cuenta que la media del gasto en salarios que las entidades han afrontado es ligeramente superior a los u$s 101 millones.

Pero solo dos de los campeones de la última década fueron a su vez los que más recursos destinaron al pago de las mensualidades de sus jugadores. Esto fueron los Cavaliers el año pasado y los Lakers en 2010. Es decir, en la NBA no es indispensable ser el que más gasta para ganar. De hecho, la mitad de los campeones desde 2007, Warriors (2015), Spurs (2014, 2007), Lakers (2009) y Celtics (2008), no se encontraba en el Top 5 de esta clasificación.

En tanto, como es lógico, conforme avanzan las series, el pago que debe realizar un espectador por asistir a los encuentros va creciendo. Dependiendo de la instancia, se puede llegar a pagar de u$s 1300, hasta los u$s 99.000 por dos entradas que llegó a pagar un fanático para el séptimo partido de las finales de 2015. Las tarifas llegan a alcanzar tal nivel que el año pasado Golden State, el equipo de Stephen Curry ingresó alrededor de u$s 10 millones por partido en sus enfrentamientos con los Cavaliers.

Pero si estos números impresionan, lo que viene es aún más impactante. Es que el nuevo contrato televisivo de la Liga reportará u$s 24.000 millones durante los siguientes nueve años; por primera vez aparecerá publicidad en los uniformes, y se incrementará el límite salarial de los equipos. Además, Adidas dejará paso a Nike, un acuerdo que dejará a la NBA ingresos de u$s 125 millones anuales durante los próximos ocho años.

Finalmente, la ambición por ser el ganador del mayor torneo de basquet del mundo deja por completo en segundo plano unos premios muy alejados de las cifras que se manejan. Es que en 2016, el campeón se llevó "apenas" u$s 2,6 millones, mientras que al finalista le correspondieron u$s 1,7 millones, según reveló la cadena Fox.