Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La NBA acuerda elevar a u$s 8,5 millones el salario medio de los jugadores

La nueva escala en los sueldos es consecuencia del aumento por los derechos de televisión, que ascienden a los u$s 24.000 millones desde 2016 hasta 2025

La competición estadounidense de basquet profesional está ultimando un nuevo convenio para subir los salarios de los jugadores durante los próximos siete años, después de la entrada en vigor del nuevo contrato audiovisual. Ahora, una vez alcanzado el acuerdo sólo deberá ser ratificado por los dueños de las franquicias y se evitará así una nueva huelga, como ocurrió en 2011.

Entre las medidas adoptadas, destaca el aumento del 45% en el salario mínimo de los "rookies" o novatos. Esto supondrá que el importe medio que cobrarán los jugadores alcance los u$s 8,5 millones en la temporada 2017-2018 con un crecimiento que llegará a los u$s 10 millones en la campaña 2020-2021, según la agencia Associated Press.

Ya se habla que los grandes favorecidos serán jugadores como el base Stephen Curry y el alero Kevin Durant, ambos de Golden State, y profesionales que con 10 años de experiencia tendrían un nuevo contrato inicial de u$s 36 millones.
Curry, que actualmente tiene un salario de u$s 12 millones, será elegible en julio para la firma de un nuevo contrato y el mismo podría costarle a los Warriors u$s 207 millones por cinco temporadas, incluidos los 47 que recibiría en la temporada 2021-22. Durant también tendrá la misma posibilidad y de completarse el próximo verano serían los dos jugadores compañeros mejor pagados en la historia de la NBA.

Los nuevas cifras son consecuencia de la decisión por la que los equipos de la NBA pueden gastar un 34,4% más en los salarios de sus plantillas.

El máximo permitido para la temporada pasada estaba en u$s 70 millones, mientras que para esta campaña este tope se sitúa en u$s 94,1 millones.

Aun así, se mantendrá la relación de gasto en plantilla sobre ingresos de la franquicia entre el 49% y 51%. La razón principal de estos cambios reside en unos derechos de televisión que ascienden a los u$s 24.000 millones desde 2016 hasta 2025.

De aprobarse finalmente este acuerdo antes del 15 de enero, el calendario también sufrirá algunos cambios: la temporada empezará una semana antes, reduciendo así la pretemporada a sólo seis encuentros y eliminando los periodos de cuatro cuatro partidos en cinco días. "Es increíble, estoy contento por los jugadores, pero también por los aficionados y por los propietarios involucrados en este acuerdo", comentó el presidente del gremio, la NBPA, Chris Paul, que es además una de las estrellas de Los Angeles Clippers, y de la Liga