Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Innovador sistema para que la nieve no arruine el pasto en los estadios de Rusia 2018

Rusia ya ultima los detalles de la preparación para el Mundial de fútbol que albergará en junio y uno de los puntos clave pasa por el mantenimiento de los estadios ante el crudo invierno que suele azotar al país euroasiático.

La organización del evento global exhibió un innovador sistema de mantenimiento del césped en el estadio Baltika ubicado en Kaliningrado -enclave ruso entre Polonia y Lituania con costa al Mar Báltico-, cuyo campo de juego estaba nevado.

El Baltika es uno de los estadios con menor capacidad en los que se jugará el Mundial.

El sistema consiste en la colocación de una lona que cubre todo el campo de juego y que sirve como base para una estructura de lámparas eléctricas que generan una potente iluminación que derrite la nieve

La lona contribuye a que el césped retenga el calor aportado por la energía lumínica y permite el desplazamiento de las estructuras, que cuentan con dos pares de ruedas cada una, según se puede observar en las imágenes publicadas por el portal especializado en estadios de fútbol StadiumDB.

El calentamiento se realiza por zonas y las estructuras se desplazan a lo largo del terreno.

En esta sede se jugarán sólo cuatro partidos, todos de la fase de grupos: Croacia - Nigeria el 16 de junio (1° fecha, Grupo D), Serbia - Suiza el 22 de junio (2° fecha, Grupo E), España - Marruecos el 25 de junio (3° fecha, Grupo B) e Inglaterra - Bélgica el 28 de junio (3° fecha, Grupo G). 

El aforo del estadio será reducido a 25.000 luego del Mundial.

El estadio Baltika tiene capacidad para 35.000 espectadores y se construyó exclusivamente para Rusia 2018 en Oktyabrsky, justo en el centro de Kaliningrado. Luego de la máxima competición de selecciones, el estadio será utilizado por el FC Baltika, el equipo de la región. 

La elección de Kaliningrado como sede de la competición llevó a las autoridades municipales a urbanizar la zona, que durante muchos siglos permaneció prácticamente intacta, en su estado natural. Tras el Mundial se edificará un complejo residencial alrededor del estadio, con parques, muelles y embarcaderos a lo largo del río Pregola.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar